Mundo

Persiste en Venezuela desabastecimiento y escasez

10 febrero 2014 5:6 Última actualización 08 julio 2013 11:17

 
 
Notimex
 
 
Caracas.-  El dirigente empresarial Fernando Morgado aseguró hoy que las empresas en Venezuela no reciben la totalidad de divisas solicitadas, por lo que los problemas de escasez y desabastecimiento persistirán en el país productor de petróleo.

Morgado, ex presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), afirmó que aun cuando el gobierno redujo los lapsos en la liquidación de los dólares, las empresas sólo recibieron el 15% de las divisas requeridas.

El empresario señaló que "aunque algunas compañías obtuvieron la moneda extranjera, las cifras otorgadas no son las esperadas por el sector industrial, que ya tiene 9 meses de sequía".

"Esta situación ha hecho que se vuelva difícil producir en el país y la prueba está que en el primer trimestre, según cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), hubo una reducción de la actividad manufacturera", dijo el dirigente empresarial.

Reconoció que en los últimos 2 meses hubo cierta mejoría por los dólares entregados, pero advirtió que "debe tomarse en cuenta que los lapsos establecidos para la liquidación aún son largos, por lo que los problemas de escasez y desabastecimiento persistirán".

Morgado explicó también que ante este obstáculo, no existe un mercado de dólar paralelo legal que pueda ser utilizado en caso de emergencia, pues muchas veces falta un sólo requisito que impide la agilización de los procesos, y se tranca la producción.

Subrayó que aparte de este escenario, tampoco se han solucionado otros problemas, entre ellos los permisos para ciertos repuestos y suministros que no han salido, aunado a los retrasos en las cartas de no producción, un documento necesario para solicitar la divisa.

Consideró que "para estimular la producción nacional se requiere, además de la libertad de precio y de cambio, un clima de seguridad jurídica que permitan hacer las inversiones para poder cumplir con la demanda, la cual ha sido suplida hasta ahora con importaciones".
 
A su juicio, la única forma para que la economía se movilice y baje la inflación, es dejar que los mercados del cambio y del precio funcionen sin control, pues las regulaciones en un escenario como el venezolano son una camisa de fuerza para los productores.