Mundo

Periodista española desaparece en Colombia

La periodista Salud Hernández desapareció en una conflictiva región del noreste del país mientras hacía un reportaje sobre erradicación de cultivos de hoja de coca; se teme que haya sido secuestrada por guerrilleros izquierdistas que operan en la zona.
Reuters
22 mayo 2016 21:15 Última actualización 22 mayo 2016 21:15
La periodista española Salud Hernández desapareció el sábado en Colombia. (Tomada de internet)

La periodista española Salud Hernández desapareció el sábado en Colombia. (Tomada de internet)

Una periodista española que trabaja en Colombia desde hace dos décadas desapareció en una conflictiva región del noreste del país mientras hacía un reportaje sobre erradicación de cultivos de hoja de coca y se teme que haya sido secuestrada por guerrilleros izquierdistas que operan en la zona, informaron el domingo fuentes militares.

Salud Hernández, periodista del diario El Mundo de España y de El Tiempo de Colombia, desapareció el sábado cerca del municipio de El Tarra, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

Las Fuerzas Militares informaron que activaron un protocolo de búsqueda ante las denuncias de desaparición de la periodista.

En la zona donde desapareció Hernández, de 59 años, existen extensas plantaciones de hoja de coca, materia prima de la cocaína, y tienen presencia estructuras guerrilleras de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Las autoridades temen que Hernández haya sido secuestrada por el ELN, el segundo grupo rebelde más grande de Colombia, que ha continuado los ataques contra la infraestructura petrolera y con los secuestros, pese a que busca iniciar una negociación de paz con el Gobierno del presidente Santos.

El gobierno mantiene una negociación de paz con el grupo rebelde más grande, las FARC, desde finales de 2012 en Cuba y con el ELN recientemente acordó iniciar un proceso separado como parte de los esfuerzos para acabar con un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos.

Pero Santos condicionó el inicio de las negociaciones con ELN a que el grupo rebelde, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, libere a las personas que mantiene secuestradas y suspenda ese delito, así como los ataques contra los oleoductos.

El ELN, que cuenta con unos de 2 mil combatientes y cuyos líderes han sobrevivido a una ofensiva militar, fue integrado en sus comienzos por sacerdotes católicos radicales con el objetivo de instaurar un sistema socialista en Colombia.