Mundo

Pequeño drone se estrella en terrenos de la Casa Blanca

La portavoz del Servicio Secreto, Nicole Mainor, explicó que el dispositivo, de unos 61 centímetros de diámetro, fue visto volando a baja altitud antes de estrellarse en la parte sudoriental de los terrenos de la Casa Blanca; el presidente de EU se encuentra en India, como parte de una gira. 
Reuters
26 enero 2015 10:33 Última actualización 26 enero 2015 10:34
Casa Blanca

El Servicio Secreto investiga el incidente y aseguró que no representa ninguna amenaza para el presidente de EU y su familia. (Reuters)

NUEVA DELHI.  El Servicio Secreto estadounidense recuperó un pequeño avión no tripulado de los terrenos de la Casa Blanca a primera hora de este lunes, pero el incidente no representaba un peligro inmediato, informó el gobierno.

El dispositivo, de unos 61 centímetros de diámetro, fue visto volando a baja altitud antes de estrellarse en la parte sudoriental de los terrenos de la Casa Blanca, dijo en un comunicado la portavoz del Servicio Secreto, Nicole Mainor.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo a periodistas durante un viaje del presidente Barack Obama por India que el Servicio Secreto -la agencia que protege al mandatario y su familia, además de los terrenos de la Casa Blanca- está investigando el incidente.

"Los primeros indicios son de que no representa ninguna amenaza en este momento para nadie en la Casa Blanca", dijo el portavoz en una conferencia de prensa.

Representantes de la agencia no respondieron de inmediato pedidos por comentarios.

Obama se encuentra en Nueva Delhi por tres días como parte de una campaña diplomática con el fin de acercar los lazos con India, en medio de su estrategia para "reequilibrar" la defensa y el comercio estadounidense para contrarrestar el peso de China.

Su esposa Michelle lo acompañó. Las hijas del presidente, Sasha y Malia, y la madre de la Primera Dama permanecen en Washington.

"No tengo ninguna razón para pensar en este momento que la familia del presidente está en peligro", dijo Earnest.

Los reguladores estadounidenses trabajan para redactar nuevas leyes sobre drones comerciales usados en la agricultura y por los medios de comunicación.

Los aparatos controlados a distancia también se han convertido en populares juguetes, lo que generó preocupaciones por la privacidad así como por temas de seguridad con los aviones de pasajeros.