Mundo

Pelea por estudios mexicoestadounidenses en escuelas públicas

Una ley obligó a un distrito escolar con mayoría latinoamericana en Tucson, Arizona, a cerrar un programa de estudios que había ayudado a mejorar calificaciones y tasas de graduación. Ahora, un juez está por decidir el futuro de esa ley que algunos dicen es discriminatoria.
Bloomberg
04 agosto 2017 14:48 Última actualización 04 agosto 2017 14:48
Libros de inglés (Especial)

Libros de inglés (Especial)

Un juez federal va a decidir el destino de una ley del estado de Arizona que obligó al distrito escolar con mayoría latinoamericana de Tucson a cerrar un influyente programa de estudios mexicano-estadounidenses al que se le atribuye un aumento de las calificaciones de los estudiantes hispanos y las tasas de graduación.

Se espera que el juez Wallace Tashima decida en las próximas semanas si la ley de 2010, que permite al estado recaudar fondos de cualquier distrito que ofrezca clases diseñadas para estudiantes de un grupo étnico en particular, es discriminatoria o viola los derechos constitucionales de los estudiantes.

La legislación fue redactada por el entonces director de escuelas de Arizona, quien antes había pedido que se pusiera fin al programa de Tucson. Él y su sucesor dicen que alimentó el resentimiento racial y mostró un éxito insignificante en cuanto a mejorar el rendimiento estudiantil; los exestudiantes que iniciaron la demanda dicen que los estudios han demostrado lo contrario.

"La forma tradicional de hacer las cosas le ha fallado a nuestra comunidad por generaciones", dice Curtis Acosta, exprofesor de literatura en Tucson. “Tal vez sea hora de intentar algo más”.

En los 15 años desde su creación, el programa de Tucson ha sido utilizado como un modelo por los distritos escolares en California y Texas, y Acosta ha fundado una empresa que trabaja con distritos escolares en otros estados que buscan replicar su éxito.

La popularidad del enfoque refleja un creciente interés nacional por lo que se conoce como pedagogía culturalmente sensible, basada en la idea de que los estudiantes aprenden mejor cuando se les enseña de una manera que es relevante para sus propias vidas.

Las letras de hip-hop, por ejemplo, pueden impulsar discusiones sobre temas como "machismo, misoginia y codicia", explica Acosta, y "entonces (se ve) cómo esos temas también pueden encontrarse en grandes obras literarias. Estamos abriendo una ventana, nos aseguramos de que los estudiantes puedan verse reflejados en su plan de estudios".

El distrito escolar con una mayoría de latinos, que cuenta con 46 mil estudiantes, comenzó su programa en 1998, después lo renovó en 2002 en un esfuerzo por cerrar una brecha de logro según lo dispuesto por la Ley de Ningún Niño Se Queda Atrás.

En ese momento, solo el 59 por ciento de los estudiantes latinos de Arizona se graduaban de la escuela secundaria, en comparación con el 79 por ciento de sus pares blancos. (Esa brecha no es rara, según la Oficina de Censos de Estados Unidos, solo 67 por ciento de los adultos hispanos se han graduado, mientras que el 93 por ciento de los blancos lo han hecho).

"Les diría a los estudiantes: ’Puedo predecir ahora, en todo el país, cuáles serán sus resultados académicos basados ​​en la etnicidad, la raza o el género. ¿Por qué puedo hacerlo?", pregunta uno de los creadores del programa, Augustine Romero, quien ahora es director de Pueblo Magnet High School. "Hablamos de ello desde un punto de vista sociológico".

En 2002, el programa consistió en un solo curso sobre justicia social en una escuela, pero pronto se amplió para incluir clases de literatura y de historia en varias escuelas.

Para 2010, alrededor de mil 600 estudiantes, 90 por ciento de ellos latinos, estaban tomando clases de estudios mexicano-estadounidenses cada año. Leen obras de William Shakespeare y el novelista Junot Díaz. Retratos del Che Guevara y de la cofundadora de United Farm Workers, Dolores Huerta, colgaban en algunas aulas.

Los resultados llevaron a otros distritos escolares a asumir el modelo. El Distrito Escolar Unificado El Rancho de California, cerca de Los Ángeles y en un 98 por ciento latino, hizo de los estudios étnicos un requisito de graduación en 2014.

La compañía de Acosta también ha trabajado con escuelas de Connecticut, Dakota del Sur, Tennessee, Texas y Washington, asistiéndolas en sus esfuerzos por desarrollar programas similares.

Todas las notas MUNDO
Las armas autónomas ya están aquí. ¿Cómo controlamos su uso?
Detienen a hombre con un cuchillo en aeropuerto de Amsterdam
Terremoto remece isla de Java en Indonesia; emiten alerta de tsunami
En Perú inicia proceso de destitución del presidente por escándalo Odebrecht
Oposición y Gobierno de Venezuela inician nueva ronda de diálogo
Trump dice que “es vergonzoso lo que ha sucedido” con el FBI
Al menos 4 muertos en manifestaciones contra decisión sobre Jerusalén
Unión Europea da luz verde a nueva fase de negociaciones del Brexit
¿Por qué los alemanes trabajan menos y producen más?
Argentina vive jornada violenta y frustra reforma de las pensiones
EU aprueba cambio histórico al internet
Asegura Maduro que su gobierno terminó con la violencia en Venezuela
Desertor norcoreano pidió un 'mamut' al recobrar el conocimiento
La triste historia de Jumbo, el elefante en el que se inspiró Dumbo
Los Jedi se 'reúnen' con Putin y Trump en estos nacimientos
Juez de EU sentencian a sobrinos de primera dama de Venezuela
Arrestan a británicos de ultraderecha retuiteados por Trump
Acusaciones a Trump dañan la política de Estados Unidos: Putin
Al menos 6,700 rohinya fueron asesinados en Myanmar: Médicos Sin Fronteras
Ataque en academia de policía en Somalia deja 17 muertos
ISIS amenaza con ataques en EU por decisión sobre Jerusalén
Se suicida legislador de Kentucky acusado de abuso sexual
Tiroteo en universidad de Pensilvania deja dos muertos
Trump parece no estar solo, su nueva secretaria de Seguridad también apoya el muro
Países que integran ALBA se reunirán para concretar apoyo a Maduro