Mundo

Paz entre gobierno y las FARC avanza con nuevo acuerdo

01 febrero 2014 8:45 Última actualización 06 noviembre 2013 13:28

   [Los dirigentes de las FARC señalaron que el acuerdo consiste en la posibilidad de participar en la política./Cuartoscuro] 


 
Reuters
 
LA HABANA- El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC alcanzaron el miércoles un acuerdo que crea un marco que garantizará la participación del grupo rebelde en política, uno de los asuntos clave en las conversaciones de paz que buscan poner fin a medio siglo del conflicto armado.
El acuerdo parcial, que se debatió durante cinco meses y se anunció en un comunicado conjunto, establece condiciones para que las FARC abandonen las armas y se conviertan en un movimiento político, si las negociaciones en La Habana culminan en un pacto de paz definitivo.
"En ningún proceso anterior habíamos avanzado tanto como aquí en La Habana", dijo Iván Márquez, jefe del equipo negociador de la guerrilla.
Según el representante del Gobierno colombiano en la mesa, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, "lo acordado hoy (miércoles) representa una nueva apertura democrática, esta nueva apertura democrática abrirá el camino para arraigar definitivamente la paz luego de la terminación del conflicto".
El acuerdo es un consenso sobre garantías para el ejercicio de la oposición política, mecanismos de participación ciudadana y medidas para promover la presencia de todos los sectores en los asuntos públicos.
Tras un año de negociaciones, las partes aún tienen pendiente la negociación de otros tres puntos de una agenda de cinco, tras haber alcanzado antes un acuerdo sobre el tema agrario.
El acuerdo le da un aire al proceso de paz y podría contribuir a mejorar la popularidad del presidente Juan Manuel Santos, quien a finales de este mes deberá anunciar si decide postularse a la reelección en 2014.
Los puntos pendientes de la agenda incluyen el fin del conflicto, la lucha contra el narcotráfico y la compensación a las víctimas.
Ambas partes retomarán las negociaciones el 18 de noviembre para debatir el tema de las drogas, dijo De la Calle.
La premisa de las conversaciones es que nada está definitivamente acordado hasta que quede pactado el último punto.
El diálogo constituye el primer intento en una década por poner fin al violento conflicto que ha dejado unos 200 mil muertos y miles de desplazados en el país sudamericano.