En Brasil, los partidos postulan a las mujeres, pero hay una 'trampa'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En Brasil, los partidos postulan a las mujeres, pero hay una 'trampa'

COMPARTIR

···

En Brasil, los partidos postulan a las mujeres, pero hay una 'trampa'

La legislatura brasileña tiene un bajo porcentaje de mujeres que tienen una participación. Sin embargo, otras han sido postuladas sin enterarse que contendían por un cargo.

Bloomberg Por Bruce Douglas y Simone Preissler Iglesias
10/07/2018
Actualización 10/07/2018 - 9:38

Se acercan las elecciones y los partidos políticos de Brasil se preparan para cubrir el cupo mínimo de candidatas mujeres exigido legalmente, pero eso no significa que quieran que ellas ganen.

Tomemos como ejemplo a Danielle Silva Lopes, que se enteró de que se estaba postulando a concejala de la ciudad de São Paulo por el Partido Socialdemócrata Cristiano (PSDC) recién el día de las elecciones de octubre de 2016, a pesar de haberle dicho repetidas veces al partido que no tenía ningún interés en presentarse.

"No lo acepté, no firmé nada y no entregué ningún documento", contestó por mensaje de texto. "Luego, el día de las elecciones, recibí una llamada que me decía que estaba en la boleta electoral". Silva Lopes no obtuvo un solo voto. El partido niega haber presentado su candidatura sin su autorización.

En octubre, Brasil se enfrenta a las elecciones más impredecibles y divisivas desde su retorno a la democracia, y la frenética batalla legal del domingo pasado por el destino del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva anticipa las duras luchas por venir.

Cambios en las normas sobre financiamiento de campañas y cupos de género parecen jugar un papel clave en la configuración del resultado y podrían ayudar a mejorar la posición nefasta de Brasil en las comparaciones internacionales de mujeres en la política.

Brasil ocupa el puesto 154 a nivel mundial en términos de número de mujeres en el Congreso, según la Unión Interparlamentaria, una organización que promueve la democracia.

Las legisladoras representan poco más del 10 por ciento de los 513 miembros de la Cámara Baja y casi el 15 por ciento de los 81 escaños del Senado. Actualmente, solo uno de los 29 cargos con rango ministerial en el Gabinete del presidente Michel Temer es ocupado por una mujer.

De los 16 mil 131 candidatos que no obtuvieron un solo voto en las elecciones municipales de 2016, 14 mil 417 eran mujeres, según el máximo tribunal electoral de Brasil, el TSE.

"La falta de votos es un indicador muy fuerte del uso fraudulento de mujeres como candidatas ficticias. La ley de cupos fue diseñada para fallar. Es una ficción legal", indicó Luciana Lóssio, exjueza del TSE, en una entrevista.

Parte del problema en las elecciones anteriores fue que el sistema de cupos no estaba respaldado por normas para asignar los recursos partidarios de forma proporcional, y así los partidos solo tenían que destinar el 5 por ciento de sus fondos y el 10 por ciento del tiempo de emisión de radio y televisión a las mujeres.

Con pocos incentivos para presentar candidatas viables, los partidos políticos tendieron a reclutar sin importar el mérito. Vera Lúcia Taberti, una fiscal de distrito en São Paulo, ha entrevistado a cerca de 100 candidatas que obtuvieron cero o casi cero votos en las elecciones brasileñas.

Entre ellas, habló con una mujer que simplemente había entrado a la sede de un partido a pedir un vaso de agua y había salido como candidata a concejala, y otra cuya madre esquizofrénica había sido presionada para postularse a un cargo.

Ahora, muchos de los principales partidos se comprometieron públicamente en la campaña con la igualdad de género.

El Movimiento de la Democracia Brasileña (MDB) confirmó que este año gastará el 30 por ciento de su fondo electoral en candidatas y el candidato presidencial del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Geraldo Alckmin, reafirmó el compromiso de su agrupación con la meta en un evento en Brasilia a fines de junio.

"Las mujeres elevan la política, hacen que la política vaya todavía más lejos. Tienen más solidaridad", precisó.