Mundo

Partido griego Syriza amplía liderazgo sobre conservadores

A ocho días de las elecciones en Grecia el partido Syriza, el cual se opone al rescate financiero, está fortaleciendo su liderazgo. En un sondeo la ventaja para los izquierdistas se amplió 3.1 puntos porcentuales.
Reuters
17 enero 2015 16:19 Última actualización 17 enero 2015 16:21
La creciente popularidad de Syriza, la izquierda griega, obedece a que la crisis en el país helénico ha empeorado, según académicos. (AP)

La creciente popularidad de Syriza, la izquierda griega, obedece a que la crisis en el país helénico ha empeorado, según académicos. (AP)

El partido griego Syriza, que se opone al rescate financiero, está fortaleciendo su liderazgo sobre los conservadores oficialistas ocho días antes de las elecciones en el país, mostró un sondeo el sábado.

El sondeo de la encuestadora Kapa Research para la edición dominical del periódico To Vima mostró que la ventaja de los izquierdistas radicales se amplió a 3,1 puntos porcentuales desde 2,6 puntos porcentuales en un sondeo previo a comienzos de mes.

Las elecciones nacionales del 25 de enero serán seguidas de cerca por los mercados financieros, inquietos de que una victoria de Syriza pueda provocar una disputa con los prestamistas de Grecia, que son la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, y provoque una nueva crisis financiera.

El sondeo, realizado entre el 13 y el 15 de enero, mostró que Syriza, que se presenta a las elecciones con la promesa de poner fin a medidas de austeridad y a renegociar la deuda del país, obtendría un 31,2 por ciento de los votos si los comicios fueran ahora, frente a un 28,1 por ciento de los conservadores del partido Nueva Democracia del primer ministro Antonis Samaras.

El partido centrista To Potami (Río) obtuvo el tercer lugar, con un 5,4 por ciento.

El partido líder generalmente debe obtener entre un 36 por ciento y un 40 por ciento de los votos para ganar de inmediato, aunque el umbral exacto depende de la proporción de votos que se lleven partidos que no logren alcanzar el umbral de un 3 por ciento para entrar al Parlamento.

El sistema electoral griego otorga automáticamente 50 escaños adicionales al partido ganador para hacer más fácil la tarea de formar un nuevo Gobierno.