Mundo

Partido de Merkel registra revés en elecciones parlamentarias

El partido UCD, mismo que preside la canciller alemana, Angela Merkel, registró un revés en la elección parlamentaria celebrada en Berlín, pero el 'golpe' no fue tan dramático como algunos suponían.
Notimex
18 septiembre 2016 18:34 Última actualización 18 septiembre 2016 18:35
Elecciones Alemania. (AP)

Elecciones Alemania. (AP)

El partido Unión Demócrata Cristiana (CDU), de la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, registró un nuevo revés en la elección parlamentaria celebrada hoy en Berlín, pero el retroceso no fue tan dramático como muchos suponían.

Lo mismo ocurrió en el Partido Socialdemócrata (SPD): récord a la baja pero seguirá en el poder.

Es probable que el SPD acometa aliarse con el partido poscomunista y sucesor del que monopolizó el poder en la exrepública Democrática Alemana, La Izquierda. Partido que es visto hasta ahora como espurio, heredero de un sistema político dictatorial y represivo.





El partido que más expectación despertó en las elecciones de la capital alemana fue de nuevo el AfD (Alternativa para Alemania), el populista de derecha xenófobo e islamófobo, que consiguió en las elecciones en las que participa un resultado de dos dígitos.

Los dos grandes partidos establecidos, la CDU y el SPD, tuvieron una jornada de récords a la baja, ya que sus pérdidas los derribaron a puntuaciones sin precedentes. Ese hecho está siendo interpretado por la mayoría de los analistas políticos como una fuerte llamada de atención del electorado, un voto de castigo.

El tema de los refugiados en política de Merkel, presidenta de la CDU, fue clave para explicar el descenso de su partido en la jornada electoral de este día, en la que éste perdió 5.6 puntos porcentuales en comparación con la última votación, ya que hoy solo reunió 17.7 por ciento de los votos.

El resultado de este domingo en Berlín pone a la canciller federal aún bajo más presión en cuanto a su política sobre los refugiados.

La pérdida que este domingo registró su partido en la capital alemana empeora su posición respecto a la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), su partido “hermano”, cuyo presidente, Horst Seehofer, se dio a la tarea de debilitar a Merkel, de encajarle un golpe tras otro.

Las elecciones en Berlín, a diferencia de las de hace 15 días en Mecklenburg Vorpommern, se llevaron a cabo en la ciudad en la que viven el día a día político tanto Merkel en su calidad de canciller federal, como del presidente del SPD, Sigmar Gabriel, el vicecanciller federal y ministro de Economía.

Las votaciones que este domingo se realizaron en Berlín fueron las últimas en un estado alemán en este año. Berlín fue la culminación de 10 elecciones estatales, en las que la CDU perdió terreno en todas y AfD entró triunfante a los parlamentos estatales.

Por más que se quiera relativizar el significado de las elecciones de ahora en Berlín, el hecho es que, en conjunto, muestra las tendencias que hay en Alemania a un año de que realicen las elecciones nacionales en septiembre de 2017. A 12 meses de esas votaciones, los dos grandes partidos establecidos están más débiles que nunca.

Para la CDU fue una jornada amarga. La AfD siguió su trayecto exitoso con su política contra los refugiados, los musulmanes y los extranjeros, que son los factores por los que se ha vuelto conocido entre el electorado alemán.

La proyecciones daban esta noche las siguientes puntuaciones a los partidos: SPD: 21.9 por ciento (-6.4), CDU: 17.7 (-5.6), La Izquierda: 11.6 (+3.9), los Verdes: 15.3 (-2.3), AfD: 13.8 (+13.8), FDP: 6.7 (+6.7).

>