Mundo

Parte primer crucero
de EU a Cuba en casi 40 años

Con 700 personas a bordo, el "Adonia" de Carnival Corp, se convirtió hoy en el primer crucero en viajar de Estados Unidos a Cuba desde 1978, y tiene programado llegar a La Habana el lunes por la mañana.
Notimex
01 mayo 2016 19:15 Última actualización 01 mayo 2016 21:10
Adonia

El "Adonia" es el primer crucero que viajará entre EU y Cuba en 50 años. (Tomado de Carnival Corp)

El crucero Adonia, de la compañía Fathom de Carnival Corp, zarpó esta tarde con 700 personas a bordo desde el Puerto de Miami rumbo a Cuba, en el primer crucero en viajar de Estados Unidos a la mayor isla de las Antillas en medio siglo.

El enorme buque comenzó su travesía en punto de las 15:55 horas locales escoltado por varias embarcaciones que celebraban con chorros de agua la salida del barco.

Este primer crucero es posible gracias al deshielo en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, anunciado al mundo en diciembre de 2014 y certificado durante la histórica visita del presidente estadunidense Barack Obama a Cuba de marzo pasado.

El barco debe cruzar el estrecho de Florida durante la noche y llegar a La Habana, Cuba, el lunes por la mañana.

1
 

 

crucero

Un total de seis de cubanoamericanos viajan entre los cientos de pasajeros, según confirmó Carlos Orta, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Carnival Corp.

Orta, de 47 años, quien salió de Cuba con sus padres rumbo a España cuando tenía tres años, es uno de los cubanoamericanos que pisará la isla tras viajar en un crucero en medio siglo.

Pero el primer cubanoamericano que bajará del buque es Arnoldo Pérez, consejero general de Carnival, según anunció el presidente de la firma de cruceros, Arnold Donald.

Los pasajeros abordaron desde temprano el barco animados por un grupo musical cubano que interpretó clásicos del repertorio de Cuba como “El son de la loma”.


Este primer crucero a Cuba en medio siglo tuvo que superar obstáculos como un decreto aprobado poco después de la revolución cubana de 1959 que prohibía a los cubanos entrar o salir de la isla por vía marítima.

Por ello, Carnival optó por no vender boletos a los cubanoamericanos, pero tras las protestas del exilio cubano, que tildaba de “apartheid” la medida, y de críticas formuladas por el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, la compañía insistió ante La Habana para derogar la medida, la cual el gobierno cubano desechó.

El viaje todavía presenta restricciones para los pasajeros, pues Estados Unidos solo permite embarcar a los ciudadanos estadunidenses que se acojan a alguna de las 12 categorías permitidas para viajar a Cuba.

Entre ellas los motivos religiosos, familiares, periodísticos o culturales, pero en ningún caso turístico, pues esta área sigue vetada por el embargo comercial que persiste de Estados Unidos a la isla.

Durante el recorrido del Adonia los viajeros tendrán actividades como visitas guiadas, encuentros con artistas y clases de baile.

El grupo de exiliados Movimiento Democracia realizó una pequeña flotilla que acompañó desde lejos al barco durante su salida de aguas cercanas a Miami.

Ramón Saúl Sánchez, líder de Movimiento Democracia, organizó la flotilla para rechazar la política del gobierno de Cuba de “discriminar” a sus nacionales que salieron del país al exigirles una visa para regresar a su propio país.

Los cubanos que quieren regresar a su país deben solicitar una visa al gobierno de La Habana que tarda un promedio de 90 días, según Sánchez.