Mundo

Parlamento venezolano usará su autonomía para aprobar la amnistía

Edgar Zambrano, presidente de la Comisión permanente de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional, reiteró que la ley concede el perdón político de actos mediante la activación de los derechos políticos y desmintió que plantee el olvido de delitos comunes.
Lissette Cardona/ Corresponsal
12 abril 2016 20:12 Última actualización 13 abril 2016 6:50
El presidente venezolano denunció ungolpe de Estado. (Reuters)

El presidente venezolano denunció un golpe de Estado. (Reuters)

CARACAS.- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, activó ayer una “comisión de la verdad” para evaluar los hechos de violencia de más de quince años y propiciar un nuevo proceso de diálogo que hasta el momento no cuenta con el respaldo de la oposición.

La instalación de la comisión se da a menos de 24 horas que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que es señalado de estar controlado por el oficialismo, declaró “inconstitucional” la ley de amnistía y reconciliación nacional que aprobó a finales del mes pasado la mayoría opositora de la Asamblea Nacional para tratar de liberar al dirigente Leopoldo López y otros de los llamados “presos políticos”.

El perdón se lo reserva el presidente, pero la amnistía se la reserva la Asamblea Nacional. Bajo esa premisa, contenida en la Constitución venezolana, el Parlamento podrá aprobar la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, dijo Gerardo Blyde, abogado constitucionalista, quien agregó que la Asamblea Nacional goza de autonomía y por ello, está facultada para aplicar dicha ley.

“La Sala Constitucional del TSJ se extralimitó y excedió. Además contradice una sentencia del 2008 que señala la discrecionalidad de la Asamblea Nacional sobre la amnistía. La Sala Constitucional no está facultada para evaluar si es el momento político adecuado para ello”, explicó Blyde, quien también es alcalde del municipio Baruta, que forma parte de Caracas.

Por su parte, el diputado Edgar Zambrano, presidente de la Comisión permanente de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional, reiteró que la ley concede el perdón político de actos mediante la activación de los derechos políticos y desmintió que plantee el olvido de delitos comunes.

Al instalar la comisión de la verdad, Maduro se comprometió a promover el diálogo nacional para “buscar la paz a través del perdón con justicia”.

Aunque la coalición opositora descartó que vaya a participar en esa comisión, la cual contará con el acompañamiento del secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, (Unasur), Ernesto Samper, y los expresidentes Leonel Fernández de República Dominicana, José Luis Rodríguez Zapatero de España y Martín Torrijos de Panamá, Maduro les reiteró la invitación a unirse a los diálogos.

El mandatario aprovechó para denunciar que en el país suramericano está en desarrollo un “plan de golpe de Estado”, pero no aportó detalles ni pruebas.