Mundo

Parlamento griego votará este domingo reformas vinculadas a su rescate 

La ley implicará un alza en el IVA, elevará gravamen sobre tabaco,
combustibles y alcohol; es una exigencia de los acreedores para cerrar la revisión que desbloquee el siguiente tramo de fondos con el que Atenas seguirá pagando préstamos al FMI.
Reuters
16 mayo 2016 11:40 Última actualización 16 mayo 2016 12:6
Manifestantes sostienen una pancarta durante una manifestación frente al Parlamento en Atenas, el 22 de julio de 2015.

Manifestantes sostienen una pancarta durante una manifestación frente al Parlamento en Atenas, el 22 de julio de 2015. (Reuters)

ATENAS.- El Parlamento de Grecia votará el domingo sobre un nuevo paquete de medidas que incluyen alzas de impuestos y reformas exigidas por los acreedores internacionales, dos días antes de que los ministros de Finanzas de la zona euro evalúen si Atenas califica para recibir los necesarios fondos de su último rescate.

La ley implicará un alza de un punto porcentual en el Impuesto del Valor Agregado (IVA) hasta 24 por ciento; elevará el gravamen sobre combustibles, tabaco y alcohol; liberalizará la venta de créditos morosos de los bancos y detallará el establecimiento de un nuevo fondo de privatización, dijeron fuentes del gobierno.

También se proporcionarán detalles sobre un mecanismo de contingencia para imponer mayores medidas de austeridad, que sería activado sólo si Grecia no cumple con sus objetivos fiscales, añadieron.

La votación pondrá a prueba al gobierno de izquierda del primer ministro, Alexis Tsipras, que tiene una leve mayoría de 153 diputados en una cámara de 300 escaños. Atenas dice que si se activan, las medidas de contingencia no dañarán a los pobres.

La aprobación de las reformas antes de la reunión del eurogrupo el 24 de mayo es una exigencia de los acreedores para cerrar la revisión que desbloquee el siguiente tramo de fondos con el que Atenas seguirá pagando préstamos al FMI, atrasos y bonos del BCE que vencen en julio.

Las conversaciones entre Grecia y los acreedores -el Mecanismo Europeo de Estabilidad, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI- sobre las reformas se han retrasado durante meses.

Los retrasos se deben principalmente a una disputa entre la UE y el FMI sobre el avance fiscal griego.

Atenas, que quiere sondear a los mercados en 2017, espera que un alivio de su deuda ayude a atraer a inversores y convenza a los griegos de que sus sacrificios tienen recompensa tras siete años de disciplina fiscal.