Mundo

Corte da revés a Theresa May en Brexit

La máxima corte de Reino Unido rechazó el argumento de que May podía utilizar su autoridad ejecutiva, conocida como "prerrogativa real", para invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa de la UE e iniciar dos años de negociaciones.
Reuters
24 enero 2017 6:19 Última actualización 24 enero 2017 9:6
brexit

(Bloomberg)

LONDRES.- El Tribunal Superior británico dictaminó que el gobierno de la primera ministra Theresa May requiere de la aprobación parlamentaria antes de iniciar los trámites formales para que Reino Unido se separe de la Unión Europea.

La máxima corte de Reino Unido rechazó el argumento del gobierno de que May podía simplemente utilizar su autoridad ejecutiva, conocida como "prerrogativa real", para invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa de la UE e iniciar dos años de negociaciones que desembocarán en el divorcio del bloque.

Sin embargo, el tribunal rechazó también los argumentos de que los parlamentos de Irlanda del Norte, Escocia y Gales deberían dar su aprobación antes de la activación del Artículo 50.

"El referéndum es de gran significado político, pero la Ley del Parlamento que lo estableció no dice qué debería ocurrir como resultado", dijo David Neuberger, presidente del Tribunal Superior, que emitió el fallo contra el gobierno con un resultado de 8 votos a favor y 3 en contra.

"Por tanto, cualquier cambio en la ley para dar efecto al referéndum debe hacerse solo de la manera permitida por la constitución británica, por una Ley del Parlamento", declaró.

May ha afirmado que activará el Artículo 50 antes de finales de marzo, pero ahora tendrá que buscar el consentimiento de los legisladores primero, lo que significa que sus planes podrían verse modificados o retrasados, aunque el opositor Partido Laborista ha dicho que no buscará aplazar su calendario.

La semana pasada, May estableció su posición para las negociaciones, prometiendo una ruptura limpia con el mayor bloque comercial del mundo como parte de un plan de 12 puntos para centrarse en acuerdos de libre comercio globales, marcando el camino para un Brexit más radical.

La libra inicialmente subió ante las noticias de que el gobierno había perdido su apelación, pero volvía a caer hasta marcar mínimos del día frente al dólar y al euro, después de que el tribunal dictaminó que el resto de parlamentos de Reino Unido no tenían que dar su aprobación para activar el Artículo 50.

La libra caía un 0.6 por ciento en el día a 1.2463 dólares.