Mundo

Parlamento de Irak pide reciprocidad a medidas antiinmigratorias de Trump

Los parlamentarios presentaron esta moción al gobierno que aún no había reaccionado al decreto firmado por Trump, que impide el ingreso al país norteamericano por tres meses a los ciudadanos iraquíes, entre otros.
AFP
30 enero 2017 7:46 Última actualización 30 enero 2017 7:46
[El objetivo de las autoridades europeas es contribuir en la reconstrucción de Irak y mejorar las condiciones de vida de la población./Reuters] 

[El objetivo de las autoridades europeas es contribuir en la reconstrucción de Irak y mejorar las condiciones de vida de la población./Reuters]

BAGDAD.- El parlamento iraquí aprobó una resolución pidiéndole al gobierno que adopte medidas de reciprocidad con respecto al decreto antiinmigración firmado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El decreto firmado por Trump prohíbe el ingreso a Estados Unidos durante tres meses a ciudadanos de Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen para luchar contra "los terroristas islamistas radicales".

El diputado Hakem al Zamili destacó: "el parlamento votó por amplia mayoría demandar al gobierno y al ministerio de Relaciones Exteriores que apliquen la reciprocidad".

Pero, "esperamos que la administración estadounidense reconsidere su decisión", indicó otro diputado, Sadiq al Laban.

Runidos en Bagdad, los parlamentarios presentaron esta moción al gobierno que aún no había reaccionado al decreto firmado por Trump, que impide el ingreso al país norteamericano por tres meses a los ciudadanos iraquíes, entre otros.

Irán, por su parte, ha sido hasta ahora el único país que anunció la aplicación del principio de reciprocidad respecto a los viajeros estadounidenses.

El domingo, la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento iraquí había llamado al gobierno de Bagdad a que tomara una medida similar, así como también la importante coalición paramilitar Hash al Chaabi, dominada por milicias chiitas que combaten a los yihadistas en el país.

Si la misma es tomada, tal decisión podría afectar la cooperación entre Washington y Bagdad en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en medio de la brega por reconquistar Mosul, la segunda ciudad iraquí.

Estados Unidos cuenta con más de 4 mil 800 soldados desplegados en Irak y es el principal actor de la coalición internacional antiyihadista que apoya a las fuerzas iraquíes desde setiembre de 2014.