Mundo

Parlamento de Cataluña rechaza por segunda vez investir a Mas

Con esta segunda negativa, el parlamento catalán deberá abrir un proceso de reflexión de dos meses, y para el 10 de enero definir si se tiene un candidato de consenso, que es el que se sometería a votación.
Notimex
12 noviembre 2015 8:57 Última actualización 12 noviembre 2015 8:57
Artur Mas

Mas intentó la víspera convencer a la CUP de que le diera sus votos en el Parlamento, incluso con la creación de tres vicepresidencias, pero no lo consiguió. (Reuters)

MADRID. El Parlamento de Cataluña rechazó por segunda vez esta semana aprobar la investidura del independentista Artur Mas como presidente de la Generalitat catalana para un tercer mandato.

En la votación celebrada, la coalición independentista de Mas, Juntos por el sí, le dio sus 62 votos, frente a 73 del resto de grupos parlamentarios, incluidos los anticapitalistas de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) que sí le respaldan su proyecto de secesión.

El resultado de la votación es el mismo del pasado martes, cuando la CUP también le negó su voto, a pesar de que ambas fuerzas aprobaron una resolución para el inicio del proceso independentista, que ya fue suspendida por el Tribunal Constitucional de España.

Juntos por el sí, de Mas, obtuvo 62 escaños en las elecciones del pasado 27 de septiembre, y la CUP 10, por lo que la suma de los votos les permitiría impulsar proyectos en los que coinciden, como el independentista, algo que rechaza el resto de fuerzas políticas.

En las votaciones de investidura de esta semana, además del voto en contra de la CUP, se sumaron los de Ciudadanos, Partido Socialista de Cataluña (PSC), Partido Popular (PP) y la coalición izquierdista Cataluña sí se puede.

Con esta segunda negativa, el Parlamento catalán deberá abrir un proceso de reflexión de dos meses, y para el 10 de enero definir si se tiene un candidato de consenso, que es el que se sometería a votación.

En caso de que en esa sesión no resulte elegido nadie como presidente de la Generalitat, se tendrá que convocar a nuevas elecciones.

Mas intentó la víspera convencer a la CUP de que le diera sus votos en el Parlamento, incluso con la creación de tres vicepresidencias, también de líderes de Juntos por el sí, en las que delegaría todo el poder, pero los anticapitalistas no aceptaron.

En un último intento, Mas ofreció a la CUP someterse a una moción de confianza en 10 meses (que el pleno le vote si continúa en el gobierno o le retira la confianza), pero la oferta no fue aceptada.

Mas accedió por primera vez a la Generalitat de Cataluña en 2010 e intentó acordar con el gobierno español un nuevo sistema de financiamiento que no fue aceptado por Rajoy, por lo que en 2012 convocó a elecciones y tras ganarlas lanzó su primera intención de respaldar la independencia.

De 2012 a 2014 buscó por diferentes vías se le concediera la oportunidad de realizar un referéndum de independencia, y tras no lograrlo optó por un consulta que no tuvo validez jurídica.