Mundo

Papa urge a poner en práctica acuerdo contra el cambio climático

Lo díficil, inicia ahora con la puesta en marcha en cada nación, advierten especialistas; el pacto, gran victoria política para el presidente Obama, destaca la prensa. 
Agencias
14 diciembre 2015 0:27 Última actualización 14 diciembre 2015 5:0
El Papa dijo que se necesita un compromismo consensuado contra el calentamiento lobal. (Reuters)

El Papa dijo que se necesita un compromismo consensuado contra el calentamiento lobal. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco se congratuló ayer por el acuerdo adoptado por 195 países en París para luchar contra el calentamiento global y pidió ponerlo en práctica urgentemente, mientras el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, consideró el pacto como el “ápice del multilateralismo” y la canciller alemana, Angela Merkel aseguró que dará una mejor oportunidad de vida a la humanidad.

“Ponerlo en práctica necesitará un compromiso consensuado y una dedicación generosa por parte de todos, por ello exhorto a la comunidad internacional a seguir adelante de forma urgente en el camino que ha sido tomado”, dijo el pontífice a decenas de miles de personas en la Plaza de San Pedro.

Los países reunidos durante dos semanas a las afueras de París acordaron el sábado limitar el aumento de la temperatura del planeta “muy por debajo de los 2 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales” para limitar las consecuencias catastróficas del calentamiento global. Para lograrlo, casi todas las naciones comprometieron planes de acción individuales para reducir o al menos desacelerar el crecimiento de la contaminación de carbono en la próxima década, mientras las naciones más ricas, como Estados Unidos, Japón y Europa, prometieron concretar las reducciones inmediatamente.

Los países en desarrollo que dicen necesitar los combustibles fósiles para salir de la pobreza prometieron, a su vez, reducir la tasa de crecimiento por ahora, para cortarla después. China, el mayor contaminante con carbón, deberá hacer los cortes más profundos.
Sin embargo, no habrá sanciones contra las naciones que incumplan sus objetivos sobre emisiones, aunque sí normas de transparencia que contribuirán a alentar a los países a cumplir sus compromisos.

En una victoria para las pequeñas naciones isleñas a las que amenaza el aumento del nivel del mar, el acuerdo incluye una sección en la que se reconoce “las pérdidas y los daños” vinculados con los desastres derivados del clima.

Especialistas advirtieron ayer que hará falta impedir que más de 7 mil millones de toneladas de anhídrido carbónico salten a la atmósfera para cumplir con los términos del acuerdo, calificado por el secretario general de la ONU como “un punto de inflexión decisivo en nuestros esfuerzos comunes para hacer sustentable y próspera la vida de los pueblos, así como la salud del planeta”.

PODRÍA DILUIRSE EN EU

El histórico acuerdo, según destacó la prensa estadounidense, representa una victoria política mayor para el presidente Barack Obama, aunque el pacto podría diluirse si un republicano gana en la Casa Blanca en 2017.

“El acuerdo -alcanzado en la 21 Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21)- es un gran triunfo para el presidente Obama, el idealista, el pragmatista y el esperanzado”, resumió en su portada el influyente diario capitalino The Washington Post.

The Wall Street Journal, coincidió en que el acuerdo sinifica una reivindicación personal de Obama, aunque advirtió que los aspirantes presidenciales republicanos se oponen tanto al acuerdo de París como a la ley de salud y han amenazado con revertirlos en caso de llegar a la Casa Blanca en 2017.