Mundo

Papa Francisco visita el "Monumento a las víctimas del terrorismo"

El Papa Francisco visitó el "Monumento a las víctimas del terrorismo" en Israel a petición del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, después de rezar en un muro de seguridad israelí odiado por los palestinos.
Reuters
26 mayo 2014 7:38 Última actualización 26 mayo 2014 7:39
Papa Francisco

El Papa Francisco visitó el "Monumento a las víctimas del terrorismo", después de visitar el muro que divide Belén de Jerusalén. (Reuters)

JERUSALÉN. El Papa Francisco visitó el "Monumento a las víctimas del terrorismo" en Israel a petición del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al día siguiente de rezar en un muro de seguridad israelí odiado por los palestinos.

La improvisada visita al monumento pareció ser un intento de apaciguar a sus anfitriones israelíes tras una inesperada parada en la enorme barrera de cemento, llena de pintadas antiisraelíes, que separa a Belén de Jerusalén.

El despacho de Netanyahu dijo en un comunicado que Francisco fue incitado por el primer ministro para que se detuviera en el memorial de piedra y mármol en el que están anotados los nombres de civiles israelíes muertos sobre todo en atentados de extremistas palestinos.

Israel dice que el muro que ha erigido en la Cisjordania ocupada es para salvaguardar la seguridad nacional después de una oleada de atentados suicidas hace una década, pero los palestinos lo ven como un intento de hacerse con tierra que ellos quieren para un futuro estado.

Este domingo, el Papa intervino inesperadamente en los malogrados esfuerzos diplomáticos para acabar con el largo conflicto entre israelíes y palestinos, invitando a los presidentes de ambos bandos al Vaticano para rezar por la paz.

Tanto Simon Peres, que tiene un cargo en gran parte simbólico, como Mahmoud Abbas aceptaron la oferta, pero hay pocas esperanzas de que esta inusual iniciativa pueda acabar con décadas de desconfianza mutua y estancamiento.

Francisco comenzó el último de sus tres días de visita a Oriente Próximo en la dorada Cúpula de la Roca, quitándose los zapatos antes de entrar en el templo desde el que los musulmanes creen que el profeta Mahoma ascendió a los cielos.

Después, fue a rezar al próximo Muro de los Lamentos, uno de los lugares santos de los judíos y el único resto de su sagrado Segundo Templo, destruido por los romanos en el año 70 DC.

Como muchos visitantes, metió un papelito con un mensaje escrito entre las piedras antes de irse. No se ha revelado qué decía.

En una decisión que complació a sus anfitriones, posteriormente depositó una corona de flores en la tumba de Theodor Herzl, considerado el fundador del sionismo moderno que llevó a la fundación de Israel.

La Iglesia católica se opuso inicialmente a la creación del Estado judío, y los otros tres pontífices que visitaron Jerusalén en los últimos 50 años no acudieron a este lugar.

Después el Papa acudió al Museo del Holocausto Yad Vashem, que conmemora a los alrededor de seis millones de judíos asesinados en la Segunda Guerra Mundial, y besó las manos de varios supervivientes en la sombría cámara del recuerdo, iluminada por una llama.

Minutos después de aterrizar en Israel el domingo, Francisco calificó el Holocausto de un "símbolo perdurable de las profundidades a las que puede hundirse el mal humano".

"Suplico a Dios que nunca vuelva a haber un crimen similar", agregó.

La religión desempeña un papel muy importante en la agenda del lunes, llena de actos, en la que el Papa también va a celebrar una misa en el Cenáculo - una habitación justo fuera de los muros de la Ciudad Vieja en la que los cristianos creen que Jesucristo celebró la última cena con sus discípulos.

Se encuentra en la segunda planta de un antiguo edificio de piedra, sobre una caverna que algunos judíos creen que es donde fue enterrado el rey David.

La especulación de que las autoridades israelíes iban a entregar la administración del Cenáculo a la Iglesia -desmentida por Israel- ha desatado protestas entre nacionalistas judíos, y 26 personas fueron arrestadas en una manifestación el domingo, antes de la llegada del Papa.

Unos 8 mil agentes de policía participan en el despliegue de seguridad, después de los recientes actos de vandalismo contra propiedades de la Iglesia que se han atribuido a extremistas judíos. Las calles han sido cortadas y los comerciantes de la Ciudad Vieja se han quejado de que se les ha obligado a cerrar para mantener la ciudad vacía.

Todas las notas MUNDO
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París
Mugabe se reúne con comandante del Ejército; buscan solución
Estados Unidos pide a ciudades cumplir con normas migratorias
Twitter modifica proceso de verificación de cuentas
Atacante suicida mata a 14 en un acto político en Kabul, Afganistán
Encarcelado activista catalán se postulará a elecciones
Era Mugabe en Zimbabue llega a su fin