Mundo

Papa Francisco llega a Kenia con la esperanza de sanar divisiones entre cristianos y musulmanes

Después de visitar Kenia, el pontífice viajará a Uganda, otra nación que ha sido el blanco de ataques de militantes islámicos, y la República Centroafricana, un país desgarrado por el conflicto entre musulmanes y cristianos.
Reuters
25 noviembre 2015 8:40 Última actualización 25 noviembre 2015 8:40
Papa Francisco

El Papa Francisco fue recibido en el aeropuerto de Nairobi por clérigos y centenares de personas se congregaron. (Reuters)

NAIROBI.- El Papa Francisco dijo que quiere ofrecer apoyo "espiritual y material" a los africanos en su primer viaje al continente, donde se dirigirá a una multitud de católicos y buscará sanar las divisiones entre cristianos y musulmanes.

El Papa hizo las declaraciones antes de que su avión aterrizara en la capital de Kenia, donde importantes clérigos y centenares de personas se congregaron en el aeropuerto para recibirlo.

Después de visitar Kenia, Francisco viajará a Uganda, otra nación que ha sido el blanco de ataques de militantes islámicos, y la República Centroafricana, un país desgarrado por el conflicto entre musulmanes y cristianos.

"Voy con alegría a Kenia, Uganda y a los hermanos de República Centroafricana", dijo Francisco a la prensa en su vuelo a Nairobi. "Esperemos que este viaje dé buenos resultados, tanto espirituales como materiales", agregó.

Millones de cristianos -católicos y otros- participarían de una misa pública, lo que planteará un desafío para las fuerzas de seguridad nacional en sus esfuerzos por resguardar al pontífice y a las grandes multitudes.

Kenia ha sido el blanco de una serie de ataques del grupo islamista somalí al Shabaab en los últimos dos años que han dejado cientos de muertos. En el 2013, un ataque de hombres armados de al Shabaab a un centro comercial de Nairobi dejó 67 muertos.

La parada potencialmente más peligrosa sería el tercer tramo del viaje, a la República Centroafricana, donde decenas de personas han muerto desde septiembre en actos de violencia entre rebeldes mayormente musulmanes y milicias cristianas.

La Iglesia Católica africana está creciendo rápidamente, con un estimado de 200 millones de adherentes en el 2012, una cifra que alcanzaría los 500 millones en el 2050. Cerca de un 30 por ciento de los 45 millones de habitantes de Kenia son bautizados católicos, incluyendo el presidente Uhuru Kenyatta.