Mundo

Papa Francisco llama a respetar cese al fuego en Ucrania

El líder de la Iglesia católica recibió a un grupo de obispos ucranianos y llamó a respetar "la tregua recientemente suscrita y se apliquen los compromisos que son condiciones para evitar que comiencen nuevamente las hostilidades”.
20 febrero 2015 11:6 Última actualización 20 febrero 2015 11:7
Papa Francisco

El papa recibió una audiencia privada a un grupo de obispos ucranianos. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Francisco hizo un llamado “a todas las partes involucradas” en el conflicto bélico del este de Ucrania a respetar los acuerdos alcanzados de manera conjunta, entre ellos la tregua a los enfrentamientos.

Francisco recibió este viernes, durante una audiencia privada en El Vaticano, a un grupo de obispos ucranianos y en un mensaje dirigido a ellos por escrito les pidió escuchar al pueblo y “su búsqueda de la paz posible”.

“Como país se encuentran en una situación de grave conflicto, que está durando desde hace varios meses, que sigue provocando numerosas víctimas inocentes y grandes sufrimientos a toda la población”, indicó.

Instó a todos “a respetar el principio de la legalidad internacional, en particular, que se observe la tregua recientemente suscrita y que se apliquen los demás compromisos que son condiciones para evitar que comiencen nuevamente las hostilidades”.

Además garantizó que la Santa Sede “está a su lado, incluso en las instancias internacionales”, tratando de ofrecer respuestas a las necesidades pastorales de las estructuras eclesiásticas.

Los exhortó a sostener “relaciones respetuosas” con las autoridades públicas del país, pero criticó el sistema que, por el “mal interpretado sentido de libertad económica” ha permitido “la formación de un pequeño grupo de personas que se han enriquecido enormemente en detrimento de la gran mayoría de los ciudadanos”.

Según el Papa, este fenómeno de corrupción también ha contaminado, “en diferentes medidas y desgraciadamente, a instituciones públicas”.

Con sus palabras en este mensaje, Francisco intentó aplacar el descontento desatado entre los obispos ucranianos por otro discurso suyo, pronunciado el pasado 4 de febrero, durante el cual calificó al conflicto de “fratricida”.

Sus dichos de entonces obtuvieron la aprobación del Patriarca Ortodoxo de Moscú y de todas las Rusias, Kiril, pero fueron mal digeridos en Ucrania, donde las consideraron como un intento por poner a ambas partes al mismo nivel, cuando ellos sostienen que han sido agredidos por Rusia.