Mundo

Papa Francisco llama a lucha global contra tráfico de personas

En un mensaje enviado a jefes de Estado, gobiernos, instituciones y líderes religiosos, el líder de la Iglesia católica dijo que "cada persona debe ser consciente de que comprar es siempre un acto moral, además de económico"; agregó que gobiernos deben hacer más para luchar contra crimen organizado, responsable de la trata.
Reuters
10 diciembre 2014 7:39 Última actualización 10 diciembre 2014 7:40
Papa Francisco

El Papa Francisco denunció la "indiferencia general" que permite que la trata de personas florezca; la imagen durante la audiencia de este miércoles. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Francisco llamó a una movilización global para combatir el tráfico de personas y la esclavitud, apelando a los consumidores a evitar bienes que hayan sido producidos por trabajadores explotados.

En su mensaje por el Día Mundial de la Paz de la Iglesia Católica para el 1 de enero, el Papa denunció la "indiferencia general" que permite que este tipo de prácticas florezcan.

"Estamos frente a un fenómeno mundial que sobrepasa las competencias de una sola comunidad o nación. Para derrotarlo, se necesita una movilización de una dimensión comparable a la del mismo fenómeno", dijo en el mensaje enviado a jefes de Estado y gobierno, instituciones internacionales y líderes religiosos.

El Papa argentino ha hecho de la defensa de los inmigrantes y los trabajadores un tema central de su papado.

Ha atacado al sistema económico global por no lograr compartir la riqueza y eligió la pequeña isla italiana de Lampedusa, cerca de donde muchos inmigrantes han perdido la vida, como lugar para el primer viaje de su pontificado.

Aunque el Papa le ha pedido a gobiernos e instituciones que hagan más para detener el tráfico de personas y la esclavitud moderna, esta vez enfatizó la responsabilidad social individual.

"Cada persona debe ser consciente de que comprar es siempre un acto moral, además de económico", dijo en su mensaje de seis páginas. "No más esclavos, sino hermanos y hermanas", agregó.

Y llamó a los individuos y a las comunidades a "sentirse interpelados (...) cuando tenemos que elegir productos que con probabilidad podrían haber sido realizados mediante la explotación de otras personas".

El segundo índice global de esclavitud difundido el mes pasado por la Walk Free Foundation, un grupo de derechos humanos con sede en Australia, estimó que casi 36 millones de personas viven como esclavos, son traficados a burdeles, forzados a realizar tareas manuales o son víctimas de esclavitud o servidumbre.

Grupos activistas como slaveryfootprint.org han instado a los consumidores a evitar comprar bienes baratos que puedan ser producto de trabajo forzado u otras formas de explotación.

En su mensaje, Francisco denunció "el flagelo cada vez más generalizado de la explotación del hombre por parte del hombre" y dijo que los gobiernos deben hacer más para luchar contra los grupos del crimen organizado responsables de la trata de personas.

La semana pasada, el líder de los mil 200 millones de católicos del mundo se unió a líderes musulmanes, judíos, hindúes, budistas y cristianos en su compromiso de usar sus religiones para ayudar a erradicar la esclavitud moderna y el tráfico de personas para el 2020.