Mundo

Papa Francisco llama a 'cese al fuego inmediato' en Siria

El pontífice dijo que un cese al fuego es esencial en Siria "al menos durante el tiempo necesario para permitir la evacuación de la población civil, sobre todo de los niños, que todavía están atrapados bajo los cruentos bombardeos".
Reuters
12 octubre 2016 9:0 Última actualización 12 octubre 2016 9:0
Papa Francisco

El papa Francisco al llegar a la Plaza de San Pedro para la audiencia de los miércoles. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco llamó a un "cese al fuego inmediato" para permitir la evacuación de civiles en Siria, en sus declaraciones más fuertes hasta la fecha sobre el conflicto en ese país.

La guerra en Siria ha escalado desde que se desmoronaron los esfuerzos por alcanzar un cese al fuego en septiembre. El gobierno del presidente Bashar al-Assad y su aliado Rusia lanzaron posteriormente su mayor ofensiva contra sectores en poder de rebeldes en la ciudad de Alepo.

Los ataques aéreos han provocado condenas generalizadas, incluyendo llamados de Francia y Estados Unidos a investigar los crímenes de guerra que, aseguran, cometieron las fuerzas sirias y rusas.

"Y con urgencia renuevo mi llamamiento implorando, con todas mis fuerzas, a los responsables para que se decrete inmediatamente un alto el fuego", comentó el Papa ante miles de personas en su audiencia general semanal en la Plaza de San Pedro.

El pontífice también dijo que un cese al fuego es esencial "al menos durante el tiempo necesario para permitir la evacuación de la población civil, sobre todo de los niños, que todavía están atrapados bajo los cruentos bombardeos".

El papa Francisco ha realizado muchos llamados para poner fin al derramamiento de sangre en Siria. El mes pasado, instó a las fuerzas a detener el bombardeo de civiles en Alepo, advirtiéndoles que enfrentarían el juicio divino. En esa oportunidad no nombró a los que realizan los ataques aéreos.

El domingo, Francisco promovió al actual embajador del Vaticano en Siria, el arzobispo italiano Mario Zenari, al rango de cardenal para mostrar la preocupación de la Iglesia Católica por la situación en ese país.