Mundo

Papa Francisco celebra Navidad con misa y habla con refugiados iraquíes

El líder de la Iglesia católica se comunicó con refugiados iraquíes que se encuentran en el campamento de Ankawa, al norte de Irak y les dijo que eran como Jesús, obligado a escapar porque no había lugar para él.
AP
24 diciembre 2014 15:49 Última actualización 24 diciembre 2014 15:51
Papa Francisco

El Papa Francisco encabezó la misa de gallo por la festividad de Navidad. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO. El papa Francisco celebró la Nochevieja con la tradicional Misa de Gallo en la tarde en la noche en la Basílica de San Pedro, además de que habló por teléfono con refugiados iraquíes forzados a abandonar sus casas por extremistas islámicos.

Francisco dijo a los refugiados en el campamento de Ankawa, un suburbio de Irbil, en el norte de Irak, que ellos eran como Jesús, obligado a escapar porque no había lugar para él. Para los cristianos, la Navidad marca el nacimiento de Jesús en un pesebre en un establo, escogido porque no había espacio para sus padres en un hostal.

"Ustedes son como Jesús en esta noche, y yo les bendigo y estoy cerca de ustedes", dijo el papa, según la grabación de audio proporcionada por TV2000, la televisora de la conferencia de obispos italianos, que coordinó la llamada. "Los abrazo a todos y les deseo feliz Navidad"

El campamento de Ankawa alberga mayormente a refugiados cristianos obligados a escapar la ofensiva del grupo extremista Estado Islámico.

En una carta a cristianos en el Levante escrita esta semana, Francisco los llamó a seguir en la región, donde ha habido comunidades cristianas durante 2 mil años, y ayudar a sus compatriotas musulmanes a presentar "una imagen más auténtica del islam" como religión de paz.

La llamada telefónica a los refugiados y la Misa de Gallo, que se celebra en la víspera de Nochebuena, inician una atareada serie de semanas para el pontífice de 78 años que incluye su tradicional discurso navideño, las vísperas de Año Nuevo y las felicitaciones del 2015 horas más tarde.

El 6 de enero celebrará la Misa de la Epifanía y el 11 de enero va a bautizar a bebés en la Capilla Sixtina. Un día más tarde ofrecerá su discurso anual de política exterior a diplomáticos antes de abordar un avión para un viaje de una semana a Sri Lanka y Filipinas.

Las ceremonias de Nochevieja se realizan pocos días después de que el papa criticase a la burocracia del Vaticano por una larga lista de pecados.

Muchos de los mismos cardenales, obispos y sacerdotes que recibieron las críticas asistirán a la misa. Varios han hablado en días recientes para decir que Francisco se limitó a pedirles que examinaran su conciencia y usaran la temporada navideña para sanar.