Mundo

Panamá: marinos de barco norcoreano están saludables

10 febrero 2014 4:51 Última actualización 17 agosto 2013 19:37

[A los 35 marinos del buque se les formularon cargos penales por transportar material bélico. Reuters] 



AP

Panamá.- La tripulación del barco norcoreano retenido en Panamá con armas cubanas sin declarar goza de buena salud, informó el sábado Seguridad Pública después que los 35 marinos fueron revisados por médicos.

Durante la revisión uno de los marinos informó que en el pasado sufrió de tuberculosis, por lo que el caso fue documentado como un cuadro histórico "cuyo estatus está por confirmar", informó el Servicio Nacional Aeronaval el sábado en un comunicado.

"Este caso se supo por interrogatorio", dijo un médico de la entidad aeronaval, citado en el comunicado. En el cuadro clínico del tripulante norcoreano aparece la tuberculosis como "asintomático", es decir "no hay evidencia de la enfermedad". "Lo hemos examinado y está completamente sano", indicó.

Los 35 tripulantes del barco mercante Chong Chon Gang están en Sherman, una antigua base militar norteamericana, ubicada en la caribeña provincia de Colón, unos 85 kilómetros al sur de la capital.

La embarcación, procedente de Cuba, está anclada en el puerto de Manzanillo, también en el Caribe.

Los expertos del Consejo de Seguridad de la ONU que vigilan las sanciones a Corea del Norte concluyeron el jueves una visita de inspección al barco y deben rendir un informe. Durante tres días los expertos examinaron el material militar, visitaron el buque y hablaron con la tripulación.

El gobierno panameño ha dicho que el caso supone una violación al embargo de la ONU a Corea del Norte sobre el comercio de armas. El Chong Chon Gang fue retenido a mediados de julio cuando se disponía a cruzar el Canal de Panamá después que agentes de seguridad descubrieron que transportaba contenedores con pertrechos militares ocultos bajo toneladas de azúcar cruda.

El abordaje del buque fue ordenado inicialmente por sospechas de que llevaba drogas, pero lo que hallaron las autoridades fueron varios contenedores con armamento procedente de Cuba escondidos bajo toneladas azúcar.

A los 35 marinos del buque se les formularon cargos penales por atentar contra la seguridad colectiva del país al transportar material bélico sin declarar.

El proceso judicial a los tripulantes sigue en curso y se mantendrán bajo detención preventiva, dijeron esta semana las autoridades del Ministerio Público.

La semana pasada, un abogado local presentó un recurso de hábeas corpus a favor de los tripulantes ante la Corte Suprema de Justicia, pero el recurso de garantía no se ha resulto.

El máximo tribunal del país debe resolver si la detención preventiva fue legal o no.

Cuba dijo que el mercante partió de un puerto de la isla con el azúcar y un cargamento de material defensivo obsoleto para reparación en Corea del Norte, entre los que figuraban dos cazas MiG, motores de estos aviones y partes de sistemas lanzamisiles y cohetes en piezas. Las autoridades panameñas encontraron también una cantidad no especificada de municiones vivas que no fueron declaradas por Cuba.