Mundo

Pakistán rechaza solicitud saudita de apoyo militar en Yemen

Arabia Saudita pidió a su correligionario suní Pakistán que aportara barcos, aviación y tropas para la campaña, ahora en su tercera semana, para frenar la influencia de los chiíes iraníes, en lo que parece ser un nuevo pulso entre las dos potencias dominantes del Golfo Pérsico.
Reuters
10 abril 2015 9:6 Última actualización 10 abril 2015 9:7
Yemen

Según testigos, un convoy de vehículos presidenciales partía del palacio de Hadi, presidente de Yemen. (Reuters)

ADÉN. El Parlamento de Pakistán rechazó unirse a la intervención militar liderada por Arabia Saudita en Yemen, arruinando las esperanzas de Riad de sumar un apoyo poderoso de fuera de la región en su combate contra el avance de los rebeldes Houthis aliados de Irán.

Arabia Saudita pidió a su correligionario suní Pakistán que aportara barcos, aviación y tropas para la campaña, ahora en su tercera semana, para frenar la influencia de los chiíes iraníes, en lo que parece ser un nuevo pulso entre las dos potencias dominantes del Golfo Pérsico.

Aunque los sauditas cuentan con el apoyo de sus vecinos suníes en la región, el Parlamento paquistaní votó en contra de una implicación militar en el conflicto.

Asimismo, aprobó una resolución que pide a las dos partes solventar sus diferencias de forma pacífica en una "deteriorada situación de seguridad y humanitaria" que tiene "implicaciones para la paz y la estabilidad en la región".

"(El Parlamento) desea que Pakistán mantenga la neutralidad en el conflicto de Yemen para poder jugar un papel diplomático proactivo que acabe con la crisis", aseguró, al tiempo que expresó su "apoyo inequívoco al Reino de Arabia Saudita" y prometió "estar hombro con hombro con Arabia Saudita y su pueblo" si hay una violación de su territorio.

La coalición liderada por los sauditas comenzó sus ataques aéreos en Yemen contra los Houthis el 26 de marzo, después de que los rebeldes, que controlan la capital, comenzaron un rápido avance hacia la ciudad portuaria sureña de Adén.

A Arabia Saudita le preocupa que la violencia traspase la frontera que comparte con Yemen y también la influencia de Irán, que rechaza las acusaciones sauditas de que ha aportado respaldo militar directo a los Houthis.

Los bombardeos de la coalición golpearon objetivos en Yemen por decimosexto día consecutivo. En Saná atacaron almacenes de armas usados por soldados leales al ex presidente Ali Abdullah Saleh, un poderoso aliado de los Houthis.

Habitantes de Adén indicaron, por su parte, que hay varios distritos sin agua ni electricidad, la basura se acumula y los hospitales no dan abasto con tantos heridos.

Reportaron, asimismo, fuertes explosiones por los ataques aéreos de la coalición y un bombardeo naval contra posiciones de los Houthis que sacudieron las ventanas en la ciudad.

Dos aviones con ayuda médica de emergencia aterrizaron el viernes en Saná, enviados por el Comité Internacional de la Cruz Roja y UNICEF, los primeros envíos que llegan desde el comienzo de las hostilidades.