Mundo

Pakistán aún no decide unirse a coalición saudita en Yemen

La Oficina de Asuntos Exteriores de Pakistán comentó que estaba considerando una solicitud de Arabia Saudita para enviar tropas a Yemen; el ministro de Defensa dijo al Parlamento que no había decido aún "no hicimos ninguna promesa. No hemos comprometido ningún apoyo militar a la coalición"
Reuters
27 marzo 2015 7:27 Última actualización 27 marzo 2015 7:28
Golpe de estado en Yemen

Golpe de estado en Yemen. (Reuters)

ISLAMABAD. Pakistán no ha tomado ninguna decisión sobre si dar apoyo militar a la coalición liderada por los sauditas en Yemen, dijo el ministro de Defensa, Khawaja Asif, aunque prometió defender a Arabia Saudita contra cualquier amenaza.

La Oficina de Asuntos Exteriores de Pakistán comentó que estaba considerando una solicitud de Arabia Saudita para enviar tropas a Yemen.

"No hemos tomado ninguna decisión de participar en esta guerra. No hicimos ninguna promesa. No hemos comprometido ningún apoyo militar a la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen", dijo Asif al Parlamento.

"En Siria, Yemen e Irak, la división está siendo alimentada y necesita ser contenida. La crisis tiene sus fracturas en Pakistán también, no queremos perturbarlas", agregó.

Pakistán ha estado plagado de violencia sectaria durante años, con grupos militantes suníes atacando a su mayoría chií.

"Tantas minorías y sectas viven en Pakistán", dijo Asif a Reuters. "Cualquier garantía que demos a Arabia Saudita es para defender su integridad territorial, pero garantizo que no hay peligro de que nos involucremos en una guerra sectaria", agregó.

Un funcionario del Ejército dijo bajo condición de anonimato que sería muy difícil para Pakistán proveer soldados puesto que ya están comprometidos en su propia frontera.

"Antes de la visita del primer ministro saudita (este mes), ya había hablado con el jefe del Ejército y decidieron que comprometer brigadas no sería posible", dijo el funcionario a Reuters.

Aviones de guerra de Arabia Saudita y aliados árabes atacaron la capital de Yemen, en control de los Houthi, y el corazón del grupo chií en el norte, en el segundo día de una campaña para evitar que la milicia expanda su control por el país.

La oficina del primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, dijo que cualquier amenaza hacia Arabia Saudita podría "generar una fuerte respuesta" de Islamabad.

Sharif mantiene relaciones cercanas con la familia real saudita. Después de que su segundo período como primer ministro terminó por un golpe militar en 1999, el mandatario estuvo exiliado en Arabia Saudita.