Mundo

Países del sudeste de Asia deben permitir llegada de inmigrantes, pide la ONU

Agencias de la ONU señalaron que alrededor de 4 mil hombres, mujeres y niños de Myanmar y Bangladesh están a la deriva en botes con escasos suministros, por lo que pidieron a Indonesia, Malasia y Tailandia que dejen de expulsar los botes fuera de sus aguas territoriales.
Reuters
19 mayo 2015 9:22 Última actualización 19 mayo 2015 9:22
Inmigrantes Asia

La mayoría de los inmigrantes que llegan a los países del sudoeste asiático proviene de Myanmar y Bangladesh. (Reuters)

GINEBRA. Agencias de Naciones Unidas pidieron a Indonesia, Malasia y Tailandia que aceleren las operaciones de rescate marítimo y dejen de impedir la llegada a tierra firme de miles de inmigrantes desesperados.

Alrededor de 4 mil hombres, mujeres y niños de Myanmar y Bangladesh están a la deriva en botes con escasos suministros, dijo la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR.

La mitad de ellos han estado varados en al menos cinco embarcaciones cerca de la costa de Myanmar y Bangladesh por al menos 40 días, añadió ACNUR.

En un comunicado conjunto, los titulares de ACNUR y la oficina de derechos humanos de la ONU instaron a los tres países a que dejen de expulsar los botes fuera de sus aguas territoriales.

Las autoridades deberían "brindar un desembarco efectivo y predecible en un lugar seguro, con condiciones de recepción adecuadas y humanas", y establecer procedimientos de control para identificar a quienes necesitan protección internacional como refugiados, añadieron las agencias.

La semana pasada, la ONU manifestó que los inmigrantes a la deriva en Asia suponen una crisis humanitaria inminente.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, también instó a los países del sudeste asiático a cumplir con su deber de rescatar a las personas en la zona marítima en que se presenta la crisis.

No obstante, varias embarcaciones repletas de inmigrantes han sido devueltas al mar a pesar de las peticiones de Naciones Unidas.

El jefe de derechos humanos de la ONU, Zeid Ra'ad Al Hussein, dijo la semana pasada que el flujo de inmigrantes continuaría hasta que Myanmar ponga fin a la discriminación contra la minoría musulmana Rohingya.