Mundo

Outsourcing impulsa el desarrollo de ciudades polacas

01 febrero 2014 3:34 Última actualización 05 enero 2014 5:15

[Aproximadamente 110 mil personas trabajan en la industria de servicios de negocios en Polonia. / NYT]


 
 
New York Times News Service
 
LODZ, Polonia - No hace mucho tiempo atrás, la única forma en que un joven polaco como Piotr Wegielewski podía encontrar un empleo digno de sus dos maestrías habría sido saltando a uno de los vuelos económicos desde el aeropuerto cercano a esta localidad para viajar a Europa Occidental.
 
Más bien, Wegielewski, de 29 años, encontró un empleo cerca de casa en una industria que se ha convertido en uno de los mayores empleadores en Polonia: la tercerización u 'outsourcing’. Él es líder de proyecto en datos y análisis de sistemas para Infosys, el gigante indio de tercerización con una gran oficina aquí que brinda servicio a clientes en Ámsterdam, Londres y Nueva York, entre otras capitales de negocios.
 
Infosys, con sede en Bangalore, tiene aquí su mayor sede fuera de India. Aproximadamente 2 mil personas trabajan en una nuevo edificio de oficinas desde el cual se domina una glorieta en la calle en honor a Solidaridad, el movimiento sindicalista que sacó a Polonia del comunismo.
 
“Muchos de mis colegas se marcharon”, dijo Wegielewski en inglés. “Yo quería quedarme”.
 
De hecho, Lodz, ex centro de manufactura textil con una población de aproximadamente 740 mil personas, es apenas una de varias ciudades polacas que se han convertido en centros de servicios para una clientela corporativa de tipo internacional que valora a la bien educada fuerza laboral, con frecuencia bilingüe.
 
En ciudades medianas como Breslavia y Gdansk, los polacos están desempeñando trabajo contable, de administración y finanzas no solo para empresas de tercerización indias como Infosys, Wipro y Tata Consulting Services, sino también para grandes corporaciones como IBM y bancos que incluyen al Citigroup y el Bank of New York Mellon.
 
Trabajan aproximadamente 110 mil personas en lo que se conoce ampliamente como la industria de servicios de negocios en Polonia. La categoría incluye a empresas de tercerización como Infosys, que asumen el control de funciones tales como finanzas o tecnología informática para clientes, así como bancos y otras empresas que montan operaciones internas para hacer su propio trabajo administrativo.
 
A las tasas actuales de crecimiento, es concebible que en unos pocos años, los servicios empresariales en Polonia pudieran superar a la industria automovilística, que da empleo a aproximadamente 140 mil personas, como una fuente principal de empleos del sector privado. (El sector público, que da empleo aproximadamente a una cuarta parte de los 15.7 millones de trabajadores en Polonia, sigue siendo la mayor fuente de empleos.)
 
Los servicios empresariales forman parte de la explicación sobre el constante crecimiento económico de Polonia en años recientes, incluso en medio del estancamiento en la eurozona de 17 naciones, el mayor mercado del país. Una parte de la ventaja de Polonia radica en el hecho que aún no se suma a la unión de la divisa del euro. Su divisa, el zloty, ha estado relativamente estable contra las divisas mundiales en reserva del año pasado.
 
Sin embargo, la altura envidiable de Polonia es, sin embargo, precaria. Enfrenta la creciente competencia de otros países en el oriente europeo, como Bulgaria y Rumania, así como enclaves educados en otras partes, como España. Es por ello que especialistas de la industria dicen que Polonia debe pasar a servicios más sofisticados, como investigación y desarrollo, para seguir atrayendo inversión y clientes corporativos.
 
“La interrogante para Polonia es, '¿Cómo asciendo en la cadena de valor?'”, dijo Peter Schumacher, director ejecutivo del Value Leadership Group, consultoría de administración con sede en Fráncfort, Alemania, y Nueva York. “¿Cómo puedo ir del trabajo de manejo de procesos básicos al trabajo creativo más sofisticado?”
 
Wegielewski pudiera representar al tipo de polaco más que listo para ir más alto. Tiene maestrías de la Universidad de Lodz en administración y en econometría, híbrido de economía y matemáticas. Eso lo vuelve apropiado para supervisar a un equipo que suministra servicios a la industria del menudeo.
 
Además, él está estudiando a tiempo parcial para un tercer título, en filosofía, que pudiera terminar siendo útil para acometer difícil problemas intelectuales pero, es “tan solo un pasatiempo”, dijo.
 
Todo parece indicar que Wegielewski está adaptado a la carrera académica que había esperado seguir. Sin embargo, dijo que le alegraba cómo habían resultado las cosas.
 
“A lo largo de dos años”, dijo, “he crecido, yendo de una persona que no tenía mucha experiencia en negocios a una persona que está participando en proyectos mundiales para clientes”.
 
En Polonia, entre personas de 25 a 34 años, 39 por ciento tiene diplomas universitarios o el equivalente. Esto pone al país en el segundo lugar después de Noruega en esa categoría entre las casi tres docenas de países integrantes de la Organización de Cooperación Económica y Desarrollo. (Estados Unidos, con 35 por ciento, queda en el undécimo lugar.)
 
Además, prestigiosas universidades de Polonia han estado dispuestas a modificar sus programas escolares para producir graduados con habilidades buscadas por empresas como Infosys.
 
“Existe una fuerte correlación entre educación y el éxito de Polonia”, dijo Anurag Srivastava, director de práctica en el Grupo Everest, con base en Nueva Delhi, que asesora a clientes corporativos sobre manejo de tercerización y operaciones administrativas.
 
Al tiempo que la competencia para trabajadores calificados sube en grandes ciudades como Varsovia y Cracovia, empresas han estado abriendo centros de servicios de negocios en ciudades más pequeñas como Lodz. Eso beneficia a la economía polaca, debido a que las ciudades de menor tamaño tienden a presentar mayores índices de desempleo que grandes ciudades como Varsovia, que tiene una tasa de desempleo de apenas 4.8 por ciento, comparado con un índice nacional de 13 por ciento.
 
Lodz, donde la tasa de desempleo aún ronda por 13.7 por ciento, se sigue recuperando del colapso de la industria textil tras la caída del comunismo y parece atrapada entre dos eras. Un complejo de edificios de ladrillo que en otra época formó parte de la industria del vestido fue convertido en un hotel y centro comercial de moda lleno de tiendas de descuento de cadenas minoristas francesas y alemanas. Sin embargo, buena parte de la ciudad aún tiene el ambiente parduzco y decrépito de la Europa Oriental en tiempos comunistas.
 
Los costos laborales en Polonia para gente con las habilidades necesarias para servicios de negocios equivalen aproximadamente a la mitad de los de Europa Occidental, aunque siguen siendo casi el doble de los de India.
 
Incluso empleados de nivel administrativo en Polonia perciben sustancialmente menos que sus homólogos en Estados Unidos o Europa Occidental, al tiempo que ofrecen niveles comparables de competencia, destacan analistas. Un administrador contable en Polonia percibe en promedio 44 por ciento de la paga de su igual estadounidense y 41 por ciento de la de un administrador contable en Alemania, según datos de la consultoría del Grupo Hackett.
 
Martijn Geerling, prominente director en Londres de Hackett, dijo que los principales rivales de Polonia eran vecinos como Rumania y Bulgaria, donde los salarios son incluso más bajos pero los niveles educativos son altos. “Polonia y cualquier país necesita entender que la competencia es en su mayoría con países del oriente europeo”, destacó Geerling.
 
No todos los trabajadores en Infosys en Lodz son polacos, en tanto la operación brinda servicios a clientes fuera de de Europa, incluyendo Estados Unidos y Canadá. Iván Luna Aparicio Guadalupe es de Monterrey, México, y empezó con Infosys en este país, siendo transferido a Polonia cuando su unidad fue mudada hacia allá.
 
Aparte del castellano, Aparicio Guadalupe, de 29 años de edad, quien tiene una maestría en administración, domina el inglés, italiano y francés. Formó parte de un equipo que, para atender a un cliente con sede en Quebec, estuvo practicando para hablar con acento francocanadiense.
 
“Amo los idiomas”, dijo Aparicio Guadalupe, quien pudiera ilustrar cómo la tercerización se ha vuelto altamente globalizada y móvil. El trabajo, y cada vez más la gente, va a cualquier lugar donde haya buenas conexiones de banda ancha. Lugares como Sudáfrica y Argentina se han convertido en grandes centros de tercerización, al tiempo que Infosys está haciendo grandes inversiones en China.
 
En el caso de Polonia, su futuro en servicios de negocios sigue pareciendo brillante, pese a la competencia mundial. Jacek S. Levernes, presidente de la Asociación de Líderes del Servicio de Negocios, grupo de la industria polaca, pronosticó que el sector sumaría entre 15 mil y 20 mil empleos cada año. En últimas fechas, bancos y fondos de inversión, bajo presión regulatoria e impacientes por reducir costos, han estado creando centros en Polonia.
 
“En verdad es una gran reserva de graduados altamente motivados”, dijo Martin Ring, director administrativo en Polonia del Bank of New York Mellon, que tiene un centro en Breslavia con 350 personas. “Ellos son capaces de captar habilidades financieras muy rápidamente”.
 
Sin embargo, Schumacher del Value Leadership Group dijo que el siguiente objetivo para Polonia debería ser un eslabón más alto en la cadena de valor: para que los polacos establezcan a sus propios proveedores de servicios de negocios a fin de que el país dependa menos de los caprichos de inversionistas extranjeros.
“Es ahí donde está el futuro”, dijo.
 
 
 
Todas las notas MUNDO
Siguiendo a las sombras: ellos son los cazadores de eclipses
Barcelona rinde homenaje a víctimas de atentados
¿Quién es la nueva directora de comunicación de Trump?
Policía catalana desconoce si autor del ataque sigue vivo
Parlamento venezolano desconoce que Constituyente asuma sus funciones
Atacante apuñala a 8 personas en Rusia y es abatido por policías
Iré 'a la guerra' por Trump: Steven Bannon tras despido
Tras despido de la Casa Blanca, Bannon recupera su anterior empleo
Constituyente asume competencias del Parlamento de Venezuela
Maduro está involucrado en escándalo de Odebrecht, según exfiscal
Trump despide a su estratega en jefe, Steve Bannon
Videgaray busca apoyo de Cuba para resolver crisis en Venezuela
El 'efecto Harry Potter' está matando a estas aves
Esto es lo que sabemos de los atentados en Barcelona y Cambrils
Parlamento venezolano anuncia que desconocerá su "anulación"
Renuncian miembros de Comisión de las Artes por comentarios de Trump
Dos muertos y seis heridos tras agresión con cuchillo en Finlandia
¿Quién es Steve Bannon?
Ataque con cuchillo en Alemania deja un muerto
México y Cuba elogian vínculos bilaterales, sin referirse a Venezuela
Brasil amplía investigación de sobornos a firmas de EU y Grecia
Terroristas de Barcelona preparaban "atentados de mayor alcance": policía
Sigue remoción de estatuas confederadas pese a quejas de Trump
Trump presume de fronteras seguras en EU tras atentados en España
Erdogan pide a turcos en Alemania que voten contra Merkel