Mundo

Otto Pérez Molina no escapará y se someterá a proceso: abogado

El abogado de Otto Pérez Molina, César Calderón, aseguró que el presidente guatemalteco no huirá del país y que incluso llegará caminando ante los tribunales. 
Reuters
02 septiembre 2015 19:53 Última actualización 02 septiembre 2015 20:5
Otto Pérez Molina se presentará en los tribunales de Guatemala.  (Bloomberg)

Otto Pérez Molina se presentará en los tribunales de Guatemala.  (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, está decidido a presentarse voluntariamente ante la justicia para enfrentar las acusaciones de corrupción de la Fiscalía y evitar así el "show" de una captura, dijo el miércoles su abogado, quien afirmó que su cliente no huirá del país.

Las autoridades guatemaltecas dictaron el martes una medida de arraigo para evitar el riesgo de una fuga, luego que el Congreso le retiró a Pérez Molina la inmunidad para que pueda ser investigado por un escándalo de corrupción que indignó al país y arrasó con su Gobierno antes de las elecciones del domingo.

"No va a huir", dijo el abogado César Calderón en una entrevista telefónica con Reuters.

Estamos dispuestos a someternos a un proceso penal

Y destacó que el general retirado de 64 años pretende "llegar caminando" ante los tribunales. "¿Una captura para satisfacer el morbo, para hacer un show, para qué? No sirve de nada", agregó.

El Congreso debe enviar ahora el expediente del mandatario a la Corte Suprema de Justicia para designar un juez contralor, quien tras las audiencias preliminares decidiría si hay mérito para imputar al presidente, quien llegó al poder prometiendo cero tolerancia contra el crimen.

En caso de que Pérez Molina sea procesado, el juez determinará si espera un juicio en libertad o va a prisión preventiva, como pide la Fiscalía, lo que podría derivar en su cese del cargo, que finaliza en enero de 2016.

La crisis política en el país centroamericano desató la furia de la población, empresarios y la Iglesia, y opacó las campañas para los comicios del 6 de septiembre, a los que el empresario opositor Manuel Baldizón y el presentador de televisión Jimmy Morales llegan encabezando las encuestas.

La semana pasada la Corte Suprema autorizó un antejuicio pedido por la Fiscalía para que investigara a Pérez Molina, acusado de liderar una poderosa mafia aduanera junto con su ahora ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, imputada por el caso y que está en prisión preventiva.

Pérez ha negado las acusaciones y ha dicho que no renunciará, pese a que las pesquisas de la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) lo señalan como jefe de La Línea, un grupo que cobraba sobornos por el paso de mercancías importadas sin pagar impuestos.

El vocero presidencial, Jorge Ortega, dijo el miércoles que "no hay ningún indicio que nos diga a nosotros que él, después de las votaciones (del domingo), vaya a renunciar".

La Fiscal general, Thelma Aldana, dijo que su institución tiene la libertad para investigar cualquier línea que considere pertinente sobre el presidente, lo que incluye lavado de dinero que podría generar embargo de bienes si fuera necesario.

"La orden de captura la vamos a solicitar en su momento, lo que puede evitar (el presidente) es que lleguemos a su casa a hacer efectiva la orden de aprehensión", dijo a periodistas.