Mundo

Asamblea venezolana demanda a magistrados del Tribunal Superior

"Los magistrados saben que ellos están violando los derechos humanos. Ellos tienen que saber que no quedarán impunes por robar tanto los derechos como el futuro a todo el país", dijo el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.
Reuters
31 marzo 2017 7:2 Última actualización 31 marzo 2017 16:0
Venezuela

(Reuters)

CARACAS.- Diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela acudieron a la Fiscalía General para presentar una demanda penal contra los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que avalaron un fallo con el que asumen las atribuciones del Legislativo, dominado por la oposición.

El líder de la Asamblea, Julio Borges, dijo que la conducta de los siete magistrados de la Sala Constitucional debe acarrear responsabilidades “penales”, especialmente después que la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, calificara la sentencia como una ruptura constitucional del país.

“Nuestros diputados acudieron hoy a la Fiscalía General a introducir una acción penal en contra de los magistrados del TSJ", anunció Borges en una rueda de prensa, luego del pronunciamiento de la fiscal sobre el caso.

1
  

  

Venezuela


"Los magistrados saben que ellos están violando los derechos humanos. Ellos tienen que saber que no quedarán impunes por robar tanto los derechos como el futuro a todo el país", añadió.

Agregó que es importante que los magistrados sepan que "si se sienten poderosos hoy, mañana pedirán clemencia”, indicando que las violaciones a los derechos humanos son delitos de lesa humanidad que son perseguidos en todo el mundo y no prescriben.

Borges insistió en su denuncia de que la medida del TSJ es un golpe de Estado, pues se cerró el “circulo y se completó la dictadura en Venezuela".

"El consenso internacional es que hubo un golpe de Estado y que la solución para la salida del conflicto son las elecciones”, puntualizó.

También rechazó que la Asamblea continúe en desacato, como afirma el TSJ, pues la cámara retiró a tres diputados de la región del Amazonas que fueron cuestionados por el oficialismo.

“El planteamiento de que la Asamblea continúa en desacato es una mera decisión política, más no es legal”, aseveró.

Borges insistió en que la crisis venezolana tiene una salida con la convocatoria de unas elecciones, pero insistió en que el presidente Nicolás Maduro se niega a ir a una prueba electoral por su falta de respaldo popular.

"El problema de Venezuela no es solo en nuestras fronteras, es una enfermedad contagiosa para el resto de Latinoamérica", dijo al insistir en el pedido de la oposición de la convocatoria de las elecciones.

Las elecciones, dijo, servirán para “reconstruir la convivencia en un país que está fracturado y en proceso de ingobernabilidad”.

OPOSICIÓN MARCHA EN CARACAS

La oposición venezolana protestaba en rechazo a un fallo del tribunal supremo que se adjudicó competencias legislativas, mientras crece la presión externa contra el gobierno socialista de Nicolás Maduro.

Desde muy temprano, decenas de estudiantes, partidarios y líderes opositores bloquearon algunas vías principales de Caracas, pero fueron rápidamente contenidos por las fuerzas de seguridad y adeptos al oficialismo.

La noche del miércoles, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictaminó que su sala constitucional abarcará el rol de los diputados escogidos a través del voto, desatando la preocupación de varios gobiernos de América y Europa ante lo que consideraron un deterioro del orden democrático.

"Hoy (viernes) en toda Venezuela amanecimos trancando (bloqueando) las calles y las autopistas. Que nadie se rinda, que nadie se detenga", dijo el legislador Miguel Pizarro, acompañado de decenas de simpatizantes.

"Tenemos que exigir nuestros derechos como se hace: en las calles, protestando, sin miedo", agregó entre consignas de "elecciones ya" y "no a la dictadura".

El asambleísta incluso lideró una protesta en el Metro.

Con información de Notimex y Reuters