Mundo

Oposición venezolana convoca a protestas en rechazo a condiciones del revocatorio presidencial

La oposición consideró que las condiciones del CNE, obstaculizan la realización de la consulta este año y las rechazó, asegurando que había solicitado la recolección nacional de firmas y empleo de 19 mil máquinas en 6 mil 500 centros de votación.
Reuters
22 septiembre 2016 9:24 Última actualización 22 septiembre 2016 9:24
venezuela

(Bloomberg)

CARACAS.- La oposición venezolana convocó a una jornada de masivas movilizaciones, en rechazo a las condiciones sobre la recolección de firmas que permitan convocar a un referéndum para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció que el plebiscito para acortar el mandato del dignatario socialista se llevaría a cabo a mediados del primer trimestre del 2017, prácticamente descartando su celebración este año, como busca la oposición.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) busca celebrar el referéndum antes del 10 de enero porque si se realiza después y Maduro es revocado, como sugieren las principales encuestas, no se convocaría a una nueva elección y el vicepresidente completaría su mandato hasta principios del 2019.

"Las condiciones contradicen el espíritu y la letra de la Constitución", dijo el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, en su programa en la emisora local RCR.

"Lo que viene es una jornada nacional de movilización, una protesta masiva pacífica, pero enérgica, en defensa de la Constitución (...) esos señores se van a encontrar con un país en pie de lucha", agregó Torrealba.

El CNE dijo que, de cumplirse los requisitos para convocar al referéndum presidencial, recién a principios de noviembre empezarían a correr los tres meses que tiene para organizar la votación, agregando que la votación "pudiera efectuarse" a mediados del primer trimestre del 2017.

La autoridad electoral añadió que la oposición deberá recolectar las firmas de un 20 por ciento de los votantes de cada estado del país entre el 26 y el 28 de octubre para poder convocar a la consulta popular. Además, dispuso el uso de 5.392 máquinas captahuellas, distribuidas en 1.356 centros.

La oposición consideró que las condiciones obstaculizan la realización de la consulta este año y las rechazó, asegurando que había solicitado la recolección nacional de firmas y empleo de 19 mil máquinas en 6 mil 500 centros de votación.

La oposición considera a Maduro como el principal culpable de la crisis que tiene a miles de venezolanos haciendo enormes filas diarias en busca de alimentos y medicinas escasos, en medio de una inflación que no da tregua y una recesión económica de dos años.

El presidente se defiende, asegurando que es víctima de una "guerra económica" liderada por la oposición, que buscaría crear zozobra para desbancarlo.

>