Mundo

Oposición le arrebata el Congreso a Maduro

Obtendrían entre 90 y 98 curules del Parlamento, según los primeros resultados; registran histórica participación con el 70 por ciento de los inscritos en el padrón. 
Lissete Cardona/ Corresponsal
06 diciembre 2015 21:54 Última actualización 07 diciembre 2015 5:0
El presidente venezolano tras acudir a votar en la capital. (AP)

El presidente venezolano tras acudir a votar en la capital. (AP)

CARACAS.- La oposición se autoproclamó vencedora en las elecciones de ayer para elegir a 167 diputados de la Asamblea Nacional venezolana. Las estadísticas de la Mesa de la Unidad Democrática sumaban entre 90 y 98 escaños, situación que le daría la mayoría simple dentro del Parlamento, dominado por los “chavistas” desde hace 17 años.

Aunque el Consejo Nacional Electoral (CNE) retrasó el boletín oficial, en el que daría a conocer los primeros resultados, el presidente Nicolás Maduro reconoció en un sorprendente giro a su discurso en el que había amenazado con sacar a la gente a la calle si no retenían el Congreso, “que no todas las elecciones se ganan”. “En Venezuela lo que va a reinar es la democracia, la paz. Yo he dicho que vamos a las calles, pero quizás y me equivoqué no podemos ir donde nosotros siempre estamos con la gente”, dijo Maduro luego de votar.

Afirmó que espera que el nuevo Congreso se concentre en “vencer todos los mecanismos que ha creado la burguesía parasitaria’’ para lograr estabilidad en el abastecimiento y los precios.

En días pasados, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, indicó que los resultados solo serían ofrecidos cuando se contara con una tendencia irreversible. Sin embargo, se conoció que cerca del 70 por ciento de los 19.4 millones inscritos en el Registro Electoral Permanente votaron. La cifra es la más alta de las últimas tres elecciones parlamentarias. La jornada electoral transcurrió en medio de denuncias por irregularidades.

A las 6:00 pm. el anuncio del directorio principal del CNE sobre de la extensión en una hora en el horario para votar, caldeó los ánimos. “La prórroga es ilegal e innecesaria”, explicó Luis Emilio Rondón, rector principal del CNE, al tiempo que indicó que solo los centros con electores en fila debían permanecer abiertos. A partir de ese momento, los llamados de oficialistas y opositores se hicieron sentir.

Los partidarios del gobierno de Maduro instaban a sus partidarios a la Operación Remate, fórmula que implica la movilización de simpatizantes que no hayan votado. La oposición, por su parte, reclamaba el cierre de mesas como se estipula en el reglamento electoral. En varios centros electorales se reportó la presencia de motorizados que amenazaban a quienes reclamaran por el cierre de mesas.

CONTRA OBSERVADORES

Las declaraciones del expresidente de Bolivia, Jorge Quiroga, provocaron la revocatoria de su credencial como invitado internacional a las elecciones parlamentarias realizada por la Mesa de la Unidad Democrática. El exmandatario advirtió del “ventajismo del gobierno” durante el proceso electoral.

Junto con él, los permisos de los expresidentes de Colombia, Andrés Pastrana y Luis Alberto Lacalle de Uruguay, también fueron revocados. La respuesta de Quiroga no se hizo esperar: “Si me obligan a entregar la credencial me gustaría sacarle una copia y guardarla”, expresó.

El dirigente político Leopoldo López no pudo sufragar pese a que la Fiscalía señaló que solo está inhabilitado para ejercer cargos públicos.