Mundo

Oposición convoca
a emprender nuevas protestas en Venezuela

En protesta por los estudiantes detenidos en las recientes manifestaciones, la comunidad universitaria planea comenzar un paro nacional de 24 horas. Bajo la misma petición, profesores y juristas convocaron a concentrarse de forma pacífica en la calles de Caracas.
AP
22 mayo 2014 9:25 Última actualización 22 mayo 2014 15:12
Venezuela

Venezuela se ha visto sacudida desde febrero por protestas de universitarios y opositores. (Bloomberg/Archivo)

CARACAS.- Profesores universitarios y abogados convocaron a emprender este jueves nuevas protestas en rechazo a las detenciones de estudiantes y juristas durante las manifestaciones callejeras de los últimos meses.

Las universidades públicas y privadas del país también esperan realizar un paro nacional de 24 horas en solidaridad con los estudiantes detenidos.

Los profesores universitarios convocaron a una concentración en las cercanías de la estatal Universidad Central de Venezuela, en el oeste de la capital, para demandar la "libertad de los estudiantes detenidos", dijo Keta Stephany, secretaria de actas e información de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela.

Stephany dijo que además del paro general de 24 horas en más de una decena de universidades públicas y privadas, los profesores realizarán en algunas ciudades del país acciones de protesta pacífica.

Por su parte, Ivett Lugo, presidenta del Colegio de Abogados de Caracas, señaló que los abogados esperan marchar desde la sede del gremio, en el oeste de la capital, hasta la Fiscalía General para pedir el "cese de la represión contra los estudiantes y exigir la libertad de dos colegas" que han sido señalados de promover las protestas.

La marcha opositora no cuenta con el permiso de las autoridades de la capital, lo que hace prever la posibilidad de que no pueda llegar a su destino y sea bloqueada por los cuerpos de seguridad.

Venezuela se ha visto sacudida desde febrero por protestas de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, en contra de la desbordada inflación --que en marzo alcanzó una tasa anualizada de 59 por ciento--, el desabastecimiento y un alto índice de delincuencia.