Mundo

Guterres es oficialmente el próximo secretario general de la ONU

La Asamblea General de la ONU adoptó una resolución por aclamación que designa a Guterres, un político portugués socialista como nuevo jefe de la organización a partir de enero.
AFP
13 octubre 2016 9:32 Última actualización 13 octubre 2016 12:6
Antonio Guterres

António Guterres llamó a las grandes potencias a superar sus divisiones sobre Siria, ante la proximidad de nuevas discusiones internacionales sobre el conflicto. (Reuters)

NACIONES UNIDAS.- El portugués António Guterres fue designado este jueves como nuevo secretario general de las Naciones Unidas, en reemplazo del surcoreano Ban Ki-moon desde el próximo 1 de enero.

La Asamblea General de la ONU adoptó una resolución por aclamación que designa a Guterres, un político socialista de 67 años que fue primer ministro de Portugal y Alto comisionado de la ONU para los Refugiados, como nuevo jefe de la organización por un periodo de cinco años.

Se espera que Guterres dé un cambio de rumbo a la organización en un momento de gran ansiedad mundial por la guerra en Siria, la crisis de refugiados y los conflictos en Yemen y Sudán del Sur.

"En los últimos 10 años he sido testigo de primera mano del sufrimiento de las personas más vulnerables en el planeta. He visitado zonas de guerra y campos de refugiados donde uno se pregunta legítimamente qué ha pasado con la dignidad de la persona humana. ¿Qué nos ha tornado inmunes al apuro de los más desprivilegiados?", dijo Guterres ante la Asamblea General en su primer discurso tras su designación, que pronunció en inglés, francés y español.

"La paz es hoy infelizmente la gran ausente en nuestro mundo (...) La ONU tiene el deber moral y el derecho universal de implementar como prioridad principal la diplomacia para la paz (...) una diplomacia capaz de atenuar tensiones y de hacer emerger soluciones pacíficas", recordó en su alocución, que fue recibida con una salva de aplausos y de pie por los embajadores.

Recién designado, Guterres ya llamó a las grandes potencias a superar sus divisiones sobre Siria, ante la proximidad de nuevas discusiones internacionales sobre el conflicto.

"Sean cuales sean las divisiones, es más importante unirse", declaró Guterres durante su primera conferencia de prensa tras su designación. "Es hora de que luchemos por la paz".

Diplomáticos esperan que Guterres sacuda a la ONU y adopte reformas internas para tornarla más rápida y eficiente. También quieren que insufle nuevos aires a la secretaría general, luego de 10 años de bajo perfil durante el mandato de Ban.

"Guterres es conocido para todos, pero es más conocido quizás donde más importa, en el frente de conflictos armados y el sufrimiento de la humanidad", dijo Ban, que lo consideró como "una opción maravillosa" para dirigir la ONU.

"Sus instintos políticos son los de la ONU: coperación para el bien común y responsabilidad compartida para los pueblos y el planeta", subrayó.

El embajador chileno ante la ONU, Cristian Barros, también derrochó elogios para Guterres en nombre del GRULAC, el Grupo para Latinoamérica y el Caribe, y destacó su "estatura diplomática" y su integridad.

"Sus 10 años de experiencia como alto comisionado para los refugiados son más relevantes ahora que nunca que enfrentamos grandes movimientos de refugiados y migrantes, uno de nuestros desafíos más urgentes", afirmó.

Guterres recibió el apoyo unánime del Consejo de Seguridad de la ONU en una votación la semana pasada que puso fin a la campaña más transparente jamás realizada en la ONU para el puesto de número uno de la organización.

REFORMISTA CON VISIÓN


Como primer ministro de Portugal de 1995 a 2002 y como Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados de 2005 a diciembre de 2015, Guterres demostró que "es un reformista", dijo esta semana el embajador británico Matthew Rycroft.

"Es capaz de hacer ambas cosas, el liderazgo hacia fuera, la visión, la inspiración, el fijar el rumbo, pero también la reforma interna para ser eficientes, para mejorar procesos y para hacer que el todo valga más que la suma de sus partes", aseguró.

Parte de la gran excitación con Guterres proviene de la decepción con Ban, que muchos consideran como un mal comunicador y reticente a adoptar acciones fuertes en las mayores crisis.

"Todos son muy educados sobre Ban pero vamos a enfrentarlo (...) Todos saben que no ha sido un secretario general fuerte en términos de reformas internas o de liderazgo externo", dijo un diplomático del Consejo de Seguridad.

"Tiene el instinto correcto sobre Siria y todo el resto, pero no ha tenido la habilidad de realmente impulsar la opinión internacional en ninguno de estos temas", dijo el diplomático, que pidió el anonimato.