Mundo

ONU demanda garantías para distribuir ayuda a Siria

12 febrero 2014 4:57 Última actualización 26 marzo 2013 8:42

[Bloomberg] La organización internacional trasladó a la mitad de su personal tras incesantes ataques. 


 
 
Notimex 
 
El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) reiteró su llamado a todas las partes en el conflicto para garantizar el paso seguro de los convoyes que suministran ayuda humanitaria a los civiles en el interior de Siria.

"En el entorno de seguridad actual, varios convoyes han tenido que ser cancelados o retrasados. Esto está privando a muchos sirios de una ayuda imprescindible", afirmó en rueda de prensa el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards.

La víspera la ONU anunció que limitará temporalmente su presencia en Damasco y trasladó a la mitad de su personal internacional al extranjero tras incesantes ataques con morteros que provocaron daños a su edificio en la capital siria.

Asimismo la oficina del representante especial de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi, ha sido cerrada.

Al recrudecimiento de los combates se suma el hecho de que Jordania cerró su principal cruce fronterizo con Siria, después de dos días de enfrentamientos entre los rebeldes y los soldados sirios en ese punto, señaló Edwards.

Según las últimas estimaciones de la ONU, al menos 3.6 millones de personas se han visto forzadas a desplazarse en el interior del país y necesitan urgentemente alimentos, agua y ayuda básica.

"El ACNUR está trabajando con todas las partes para verificar que las ayudas lleguen, sin embargo en estos momentos debido a la intensidad de la violencia la asistencia sólo alcanzan a una fracción de los más necesitados", señaló.

A pesar de las dificultades de seguridad, el ACNUR ha estado trabajando para ampliar sus operaciones, indicó.

Desde el inicio de 2013 se ha distribuido ayuda a Deir Ezzor, Daraa, Raqqah Ar, Idlib y Hama, añadió.

"El año pasado, extendimos nuestra presencia en Damasco, Alepo y Hasakeh Al con nuevas instalaciones en Al Nabak y Homs. Esto nos ha acercado a donde se concentran las poblaciones desplazadas y afectadas", refirió.

En la actualidad, "nuestro objetivo es entregar artículos de socorro a por lo menos un millón de personas antes de junio de 2013", agregó.

Por otra parte, Edwards expresó su preocupación por cerca de 70,000 refugiados procedentes de Irak, Afganistán y Somalia que no han podido abandonar el país y cuya situación es extremadamente vulnerable ya que muchos han perdido la vida, otros han sido secuestrados o blanco de ataques.

Hasta el momento, 76,000 iraquíes han podido regresar a su país en tanto que se han registrado 1 millón 180,000 refugiados sirios en países vecinos.
 
Sign up for free