Mundo

Secuestro de niñas en Nigeria, crimen contra
la humanidad: ONU

La Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos advirtió que el rapto de más de 2oo jóvenes puede construir un crimen contra la humanidad, al tiempo que instó al Gobierno nigeriano a actuar con urgencia y no escatimar esfuerzos en el rescate.
Notimex
06 mayo 2014 9:52 Última actualización 06 mayo 2014 10:19
Niñas secuestradas en Nigeria

El secuestro de las jóvenes ha causado indignación entre la población de Nigeria. (Reuters)

GINEBRA.- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Navi Pillay, advirtió a la milicia islámica Boko Haram que el secuestro, venta, matrimonio o esclavitud de más de 200 niñas en Nigeria puede constituir un crimen contra la humanidad.

"Advertimos a los autores del secuestro que existe una prohibición absoluta de la esclavitud y la esclavitud sexual en el derecho internacional", dijo en rueda de prensa en Ginebra el portavoz de la funcionaria, Rupert Colville.

"Éstos pueden constituir, en determinadas circunstancias, crímenes contra la humanidad", afirmó Colville.






Colville expresó que existe preocupación por las declaraciones hechas en un video por el líder de la agrupación Boko Haram. "Condenamos el secuestro violento de estas niñas, al parecer a punta de pistola de su escuela en Chibok en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria", dijo.

El portavoz indicó que la alta comisionada se ha dirigido al mandatario de Nigeria para pedirle que tome acción urgente y que no escatime esfuerzos para encontrar y rescatar a las jóvenes secuestradas el 14 de abril.

En una carta firmada por Navi Pillay, junto con la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, además de otras representantes de la ONU, recordaron al Gobierno de Nigeria su responsabilidad legal de asegurarse de que las niñas y los niños tengan el derecho fundamental a la educación y sean protegidos de la violencia, la persecución y la intimidación.

"El no adoptar medidas eficaces que están dentro de los medios de las autoridades para proteger a las personas es una violación de los derechos humanos”, subrayó Colville.