Mundo

ONU aprueba investigación por ataques israelíes en Gaza

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aceptó la creación de una comisión independiente e internacional que investigará sobre posibles crímenes cometidos por Israel en su ofensiva en la Franja de Gaza. El texto no llama a investigar las posibles violaciones perpetradas por Hamas.
Notimex
23 julio 2014 14:57 Última actualización 23 julio 2014 15:12
GAZA

   (Reuters)

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU adoptó una resolución que llama a la creación de una Comisión de Investigación independiente e internacional sobre posibles crímenes cometidos en la Franja de Gaza en el marco de la ofensiva israelí.

Con 29 votos a favor (Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, México, Perú, Venezuela, Rusia, China, entre otros), un voto en contra (Estados Unidos) y 17 abstenciones (países de la Unión Europea, Japón, entre otros) fue adoptado el texto que llama a designar “urgentemente” una Comisión de Investigación sobre el deterioro la situación de derechos humanos en Palestina.

La comisión de expertos que será designada por el presidente del Consejo de Derechos Humanos deberá partir de inmediato a la región para investigar “todas” las violaciones al derecho humanitario internacional en los territorios palestinos ocupados, incluyendo Jerusalén oriental y en particular la Franja de Gaza.








La investigación se deberá ubicar en el contexto de las operaciones militares de Israel realizadas desde el 13 de junio pasado, pero el texto no llama a investigar las posibles violaciones perpetradas por Hamas en contra de civiles palestinos o israelíes.

El texto pide establecer los hechos y circunstancias de tales violaciones perpetradas contra civiles palestinos con el fin de identificar a los responsables y realizar sus recomendaciones.

“En particular, sobre las medidas de rendición de cuentas”, subraya.

Todo ello con “el fin de evitar y poner fin a la impunidad”, además de “asegurar que los responsables rindan cuentas”.

Asimismo pide las recomendaciones de la Comisión sobre los medios para proteger a los civiles contra nuevos ataques posteriores, y que se revele el resultado de este informe al Consejo en su vigésimo octavo periodo de sesiones.

El costo de los trabajos y el establecimiento de dicha Comisión, rondará entre los dos millones 321 mil 500 dólares, según estimó el secretariado del Consejo.

México se pronunció a favor de los párrafos del texto que condenan de la manera más enérgica la violación generalizada e indiscriminada del derecho internacional humanitario en el marco de la ofensiva israelí, denominada Margen Protector.

De igual forma se unió a la condena de los ataques perpetrados contra civiles "dondequiera que estos ocurran", es decir tanto en la Franja de Gaza como en territorio israelí.

Sin embargo, el embajador Jorge Lomónaco aclaró que a pesar de votar a favor de esta resolución, el gobierno de México deseaba expresar su “desacuerdo” con respecto a la pertinencia de crear una Comisión de determinación de hechos “como la que se menciona en el texto de la resolución”.

El diplomático mexicano argumentó que dicha Comisión “como ya ha ocurrido en el pasado, difícilmente contribuirá a generar las condiciones para la pronta reanudación de negociaciones directas entre Israel y Palestina, condición indispensable para brindar paz y seguridad a la región”.

Minutos antes de que la resolución se sometiera a votación, el embajador de Israel, Eviatar Manor, afirmó que “no era necesaria”’ una Comisión de Investigación sobre lo que sucede en Gaza.

En este sentido, Manor enfatizó que ya existe un mecanismo de relatoría especial de la ONU sobre Israel y los territorios palestinos ocupados a la que corresponde investigar este caso.

Asimismo, Manor volvió a insistir en el derecho de su país a la autodefensa.

Por su parte, el embajador palestino Ibrahim Khraishi señaló que los crímenes contra civiles palestinos “son recurrentes” y se pretende llevar ante la justicia a los responsables de posibles crímenes de guerra y contra la humanidad.

La fuerza ocupante, de acuerdo con la ley humanitaria internacional, es responsable de la protección de la población civil palestina, recordó el embajador palestino haciendo la correlación de que se han asesinado a 25 palestinos por cada israelí que ha resultado muertos.

Llamamos a poner fin a un baño de sangre y un mayor número de víctimas como consecuencia de la ofensiva israelí perpetrada desde el aire, mar y tierra con armas extremadamente sofisticadas y poderosas, instó.

Por su parte, al tomar la palabra el representante de Estados Unidos ante el Consejo de Derechos Humanos, Keith Harper, advirtió que la adopción de esta resolución y la creación de una Comisión de Investigación al contrario de ayudar a la situación y conseguir un cese al fuego, provocará exactamente lo contrario.

Esta resolución “no es constructiva, es disruptiva”, afirmó Harper.

Subrayó que su gobierno realiza esfuerzos para lograr un cese al fuego basado en el acuerdo logrado entre Israel y Palestina en 2012 y sostuvo que “esta resolución no ayuda a ese esfuerzo de lograr un alto al fuego, sino que más bien lo pone en peligro”.

Tanto el jefe de la política exterior de Estados Unidos, John Kerry, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se han trasladado a la región y han sostenido reuniones con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu con el fin de lograr un alto al fuego y llevar el conflicto a la mesa de negociación, pero sus esfuerzos han sido infructuosos.

Según la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Navi Pillay, desde que escaló el conflicto han muerto más de 600 civiles palestinos, entre ellos 147 niños y 74 mujeres, además de dos civiles israelíes y 27 soldados del ejército de Tel Aviv.