Mundo

ONU acepta verificar la paz en Colombia

La resolución también ordena al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que inicie los preparativos de inmediato, incluso en el terreno y que presente recomendaciones al Consejo de Seguridad.
Agencias
25 enero 2016 22:0 Última actualización 26 enero 2016 5:0
La canciller colombiana, María  Ángela Holguín, junto con Ban Ki-moon. (Reuters)

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, junto con Ban Ki-moon. (Reuters)

NACIONES UNIDAS.- El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó ayer una resolución que crea una comisión política para supervisar y verificar un futuro cese al fuego en Colombia, que daría fin al conflicto guerrillero más antiguo de América Latina.

La resolución constituye un espaldarazo a las negociaciones de paz que realizan en La Habana, Cuba, el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y responde a la petición conjunta que hicieron las partes para crear una comisión de verificación de la paz y la entrega de armas.

Con esta decisión de la ONU se fortalece la posibilidad de firmar el acuerdo de paz el 23 de marzo, como han acordado ambos bandos.

La resolución de la ONU establece una comisión política por 12 meses y el Consejo de Seguridad puede considerar una extensión si las partes así lo solicitan.

La comisión estará integrada por observadores internacionales desarmados, que vigilará el desarme de la guerrilla y el cese al fuego definitivo.

La resolución también ordena al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que “inicie los preparativos de inmediato, incluso en el terreno y que presente recomendaciones al Consejo de Seguridad”.

En su cuenta de Twitter el presidente Santos dijo: 

En tanto, las autoridades colombianas exhumaron una osamenta que podría pertenecer al sacerdote y guerrillero Camilo Torres Restrepo, muerto hace 50 años.

La búsqueda de los restos del integrante del Ejército de Liberación Nacional (ELN) fue ordenada por el presidente Santos como “un gesto simbólico” de paz con esa organización armas, la segunda más importante.