Mundo

Obama reta a republicanos a aprobar una nueva ley migratoria

El mandatario estadounidense invitó a los congresistas que han cuestionado su actuar ha aprobar una reforma migratoria que resuelva de manera permanente el “descompuesto” sistema migratorio. 
Notimex
22 noviembre 2014 11:49 Última actualización 22 noviembre 2014 11:49
Barack Obama, presidente de Estados Unidos

Barack Obama, presidente de Estados Unidos. (AP)

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy sus acciones ejecutivas de alivio migratorio y retó a los republicanos a aprobar una ley que resuelva de manera permanente el “descompuesto” sistema migratorio que hay en el país.

En su mensaje sabatino, Obama reiteró que los cambios anunciados esta semana que beneficiarán a más de cuatro millones de indocumentados no son una amnistía ni conceden a los inmigrantes los mismos derechos que a los ciudadanos estadounidenses.

“No es una amnistía, sin importar cuántas veces los críticos digan que lo es. La amnistía es el sistema de migración que tenemos hoy, millones de personas que viven aquí sin tener que pagar sus impuestos, o acatar las leyes”, insistió.

Las acciones de Obama incluyeron la creación de un nuevo programa de acción diferida para frenar las deportaciones de personas que son padres de ciudadanos estadunidenses o residentes permanentes legales (LPRs) y han vivido en Estados Unidos por cinco años.

Se estima que el nuevo programa podría beneficiar a unos 4.1 millones de los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Las personas podrán solicitar la cancelación temporal de órdenes de deportación y la obtención de permisos de trabajo con vigencia de tres años si proporcionan toda su información, presentan datos biométricos, se confirma que no tienen antecedentes penales y pagan impuestos.

El plan de Obama contempla asimismo la ampliación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) para que cubra a más inmigrantes que vinieron a Estados Unidos cuando eran pequeños, incluidos aquellos que entraron al país antes del 2010.

Se estima que beneficiará a unas 270 mil personas adicionales a los 600 mil jóvenes que obtuvieron la protección de DACA desde 2012.

Pero legisladores republicanos acusaron a Obama de actuar como “emperador” por haber aprobado cambios de manera unilateral, sin el concurso del Congreso, para ordenar acciones administrativas en favor de los inmigrantes indocumentados.

“Existen miembros del Congreso que cuestionan mi autoridad para hacer que nuestro sistema de migración funcione mejor. Bueno, tengo una respuesta para eso: Aprueben un proyecto de ley”, emplazó Obama este sábado.

“El día que lo firme como ley, las acciones que he tomado para ayudar a resolver este problema ya no serán necesarias”, remató el presidente.

Aunque el Senado de mayoría demócrata aprobó en junio de 2013 una iniciativa de ley migratoria, nunca fue sometida a votación por el pleno de la Cámara de Representantes, controlada por republicanos.

La Casa Blanca ha sugerido la posibilidad de que el Congreso apruebe una iniciativa de ley antes que inicie la próxima legislatura en enero.

Los legisladores reanudan sesiones ordinarias la próxima semana después del feriado de Acción de Gracias.

La siguiente legislatura estará controlada tanto en la Cámara baja como en el Senado por los republicanos, a raíz del desenlace de las elecciones legislativas del pasado 4 de noviembre.