Mundo

Obama pide investigar rol de Rusia en comicios presidenciales

El informe sobre todos los ciberataques que se registraron durante la campaña presidencia deberá estar listo antes de que el presidente de los Estados Unidos deje el cargo, según dijo la asesora de Seguridad Nacional, Lisa Monaco. 
Reuters
09 diciembre 2016 11:3 Última actualización 09 diciembre 2016 15:7
Obama

(AP)

WASHINGTON- Barack Obama pidió una pesquisa de todos los ciberataques que tuvieron lugar durante la campaña presidencial de 2016, dijo una asesora presidencial, en medio de acusaciones de una interferencia rusa a favor del presidente electo Donald Trump.

"El presidente ordenó a la comunidad de inteligencia realizar una investigación completa de lo ocurrido en el proceso electoral de 2016", dijo Luisa Monaco, asesora de Obama en materia de seguridad interior.

Monaco agregó que Obama espera un informe antes de que culmine su mandato el 20 de enero, cuando el republicano Donald Trump asumirá las riendas de la Casa Blanca.



Trump, que durante la campaña multiplicó expresiones de admiración hacia el líder ruso Vladimir Putin, ha rechazado en numerosas ocasiones la idea de que Moscú tuviera algo que ver con las filtraciones de correos electrónicos privados que dañaron a su rival demócrata en la carrera presidencial Hillary Clinton.

Ante el temor de que el tema quede enterrado cuando Trump asuma el poder, varios legisladores demócratas de alto rango pidieron que el presidente saliente publique los detalles sobre el caso.

"Al erosionar la confianza de los estadounidenses y los extranjeros en las instituciones de Estados Unidos, Rusia debilita a nuestro país y siembra inestabilidad e incertidumbre global", señalaron los líderes demócratas de la Cámara de Representantes en una carta enviada a Obama.

El 7 de octubre el Departamento de Seguridad Interior y la Oficina del Director de la Inteligencia Nacional concluyeron que Rusia había pirateado las cuentas de correo de individuos y organizaciones políticas con el fin de "interferir en el proceso electoral" estadounidense.

Las dos agencias hacían referencia a la filtración por WikiLeaks y otros sitios de e-mails robados de las cuentas del asesor de Clinton John Podesta y del Comité Nacional Demócrata, que pusieron en evidencia tanto al partido como a su candidata a la Casa Blanca.

Susan Hennessey, una exabogada de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y experta en ciberseguridad de la Brookings Institution, dijo que había motivos sólidos para la preocupación, y que no era mero politiqueo por parte de unos perdedores resentidos.

"Fue una elección muy ajustada, y fue un acontecimiento significativo. Por eso es importante tener una respuesta realmente seria", dijo Hennessey.

PIDEN DESCLASIFICAR INFORMACIÓN

Los legisladores demócratas, que ya fueron informados en privado por agentes de inteligencia, sugieren que hay algo más que el pirateo informático y que se tienen que hacer públicos esos hechos.

En un gesto poco frecuente, el senador Ron Wyden y otros seis demócratas del Comité de Inteligencia del Senado exhortaron a Obama en una carta del 29 de noviembre para que revelara más sobre este tema.

"Creemos que hay más información relativa al gobierno ruso y la elección estadounidense que debería ser desclasificada y divulgada al público", escribieron.

No se indicaba si se referían específicamente a los e-mails pirateados o también a las relaciones empresariales de Trump con Rusia.

Publicados a cuenta gotas durante la campaña, la filtración de los correos claramente tuvo un impacto. Unas comunicaciones internas del Comité Nacional Demócrata (DNC) publicadas justo antes de la convención del partido forzaron la dimisión de la presidente del DNC, Debbie Wasserman Schultz.

También sacaron a la luz detalles de los discursos pagados de Clinton en Wall Street, algo que la campaña había intentado mantener en secreto.

A pesar de las conclusiones de la inteligencia estadounidense, Trump ha rechazado la idea de que Moscú estuviera detrás de las filtraciones.

Cuando se le preguntó el miércoles en una entrevista con la revista Time si la inteligencia estaba politizada, Trump respondió: "Creo que sí".

Tras los comentarios de Trump del miércoles, el senador republicano Lindsey Graham anunció que mantendrá audiencias sobre esta cuestión el año que viene.

Los temores de una interferencia política de Rusia no solo conciernen a Estados Unidos, según Hennessey, quien señaló la publicación por WikiLeaks la semana pasada de documentos de la agencia de inteligencia alemana que dejaron en evidencia a la canciller Angela Merkel justo antes de que empiece su campaña para las elecciones de 2017.