Mundo

Obama llama a celebrar el Día de Acción de Gracias con normalidad pese a amenazas terroristas

El presidente de Estados Unidos llamó a los estadounidenses a estar alerta antes las amenazas que lanzó el Estado Islámico y a reportar de inmediato a las autoridades cualquier situación sospechosa.
AP
25 noviembre 2015 11:22 Última actualización 25 noviembre 2015 12:49
Barack Obama

Obama habló después de reunirse con sus principales asesores de seguridad. (Reuters)

El presidente de la Unión Americana, Barack Obama, llamó a los estadounidenses a realizar su vida normal y que la festividad del 'Thanksgiving' se celebre con normalidad pese a las amenazas terroristas lanzadas por el Estado Islámico. 

Aseguró que no existe "una amenaza clara y específica" de ataques terroristas contra Estados Unidos, en un intento por calmar al país en la víspera del Día de Acción de Gracias.

En la Casa Blanca, el mandatario expresó que es comprensible que los estadounidenses estén nerviosos ante los atentados de París, pero aunque alentó a todos a mantenerse atentos, también les pidió disfrutar del feriado.

"Aunque la amenaza de terrorismo es una realidad preocupante en nuestra era, estamos equipados para evitar ataques y nos mantendremos firmes ante cualquiera que trate de hacernos daño", declaró el presidente. "Y eso es algo por lo cual todos debemos estar agradecidos".

Obama habló después de reunirse con sus principales asesores de seguridad, como el director del FBI James Comey, la secretaria de Justicia Loretta Lynch, el director de Seguridad Nacional Jeh Johnson y la asesora de seguridad nacional, Susan Rice.

El mandatario ha sido criticado por su respuesta inicial a los ataques de París, cuando amonestó a los republicanos que le pedían medidas más estrictas contra el grupo Estado Islámico, responsable de los atentados en Francia, y que respaldaban leyes que impedirían el ingreso de refugiados provenientes de Irak y Siria.

Este miércoles enfatizó los temores de la gente común ante la posibilidad de que se repita en suelo estadounidense una tragedia como la ocurrida en París, donde fueron atacados restaurantes, un estadio deportivo y una sala de conciertos el 13 de noviembre.

"Sé que los estadounidenses se han estado preguntando si estamos seguros, si uno debe tomar un avión o reunirse con los seres queridos", dijo Obama. "Sé que las familias están hablando sobre sus temores del terrorismo cuando se sientan a cenar".

El mandatario dijo que si las agencias de seguridad detectan una amenaza sólida contra Estados Unidos, se le informará debidamente al público. Pero enfatizó que los estadounidenses deben confiar en el trabajo que realizan las agencias de seguridad y los cuerpos policiales.

"Estamos tomando toda medida posible para proteger la patria", expresó.