Mundo

Obama limita recolección de datos por parte de NSA y prohíbe espiar a líderes aliados

01 febrero 2014 3:11 Última actualización 17 enero 2014 11:8

   [Obama anunció hoy cambios a las actividades de espionaje de EU./Reuters]  


 
Redacción
El presidente Barack Obama dijo el viernes que ordenará una serie de cambios que terminarán con el programa actual de espionaje, aplicando cambios a cómo actúa la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), obligando a las autoridades a obtener una orden de una corte para acceder a la información, y prohibió espiar a líderes de países aliados.
 
"Estoy ordenando una transición que terminará con el programa de metadata de la sección 215, tal como existe ahora", dijo el mandatario estadounidense en conferencia de prensa.
Sin embargo afirmó que Estados Unidos seguirá realizando dichas acciones pero sólo con aquellas llamadas "que están a pasos de una organización terrorista" y bajo un permiso judicial antes de acceder a esos archivos.
 
"Quiero que quede claro que no usamos los sistemas de inteligencia para afectar a ciudadanos comunes, sólo se usan estos en términos concretos y no para espiar correos o llamadas en todo el mundo", agregó.
En este sentido refrendó que una de sus prioridades es que los líderes de naciones amigas se sientan con la plena confianza de tomar el teléfono y realizar una llamada por lo que ordenó a las agencias estadounidenses dejen de espiar a los líderes internacionales de países aliados.
 
"Los líderes de nuestros (países) aliados y amigos cercanos merecen saber que si quiero conocer lo que piensan sobre un tema, tomaré el teléfono y los llamaré en lugar de acudir a la vigilancia", dijo Obama.
Obama indicó que Estados Unidos no se disculpará porque sus servicios de inteligencia sean más eficaces que el de otros países, pues dijo que la recolección de datos es una actividad que realizan muchas naciones.
Al respecto mencionó que entre los cambios que ha ordenado realizar está el nombramiento de un oficial en la Casa Blanca para adoptar las nuevas medidas así como para guardar la privacidad y si es el caso que indique que la comunidad de inteligencia haya violado la ley.
 
La sección 215 pertenece a la Ley Patriota de Estados Unidos, la cual fue promulgada en 2001, sólo un mes después de los atentados del World Trade Center en Nueva York.
Dicha norma se encargó de endurecer las penas por actos de terrorismo y amplió la capacidad de vigilancia de las agencias de seguridad de ese país.