Mundo

Obama insta a Rusia a detener bombardeos contra rebeldes sirios 'moderados'

El presidente de estadounidense, Barack Obama, instó a su homólogo ruso a detener los bombardeos contra rebeldes en Siria; el canciller de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, expresó que el apoyo ruso no podrá salvar al presidente sirio de su derrocamiento.
Reuters
14 febrero 2016 11:45 Última actualización 15 febrero 2016 5:0
Reuters

Barack Obama contactó a Vladimir Putin por teléfono el sábado pasado. (Archivo/Reuters)

MOSCÚ.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le pidió a su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, cesar su campaña aérea contra las fuerzas de la oposición moderada en Siria, mientras el líder ruso le propuso crear un “frente común contra el terrorismo” y establecer una relación de trabajo entre el Pentágono y el Ministerio ruso de Defensa.

En tanto sobre el terreno, las tropas del presidente sirio, Bashar al Assad, siguen su avance sobre la ciudad de Aleppo, gracias a los bombardeos rusos y a las fuerzas kurdas, por lo que el ejército turco bombardeó por segundo día consecutivo sus posiciones en el norte de Siria y anunció que estudia con Arabia Saudita lanzar una operación terrestre, que por lo pronto desplegó sus aviones de combate en la base turca de Incirlik.

La conversación entre los presidentes de Rusia y de Estados Unidos ocurrió el sábado, precisaron en comunicados por separado la Casa Blanca y el Kremlin.

El gobierno ruso dijo que el diálogo se realizó por iniciativa de Washington.

PACTO DE MUNICH

Afirmó que “ambas partes hicieron una evaluación positiva de los resultados de la cumbre del Grupo Internacional de Apoyo a Siria celebrada en Munich, Alemania, el pasado jueves y viernes, confirmaron los principios y provisiones de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, tanto en sus aspectos humanitarios como en las opciones de desarrollo para un alto el fuego en Siria.

El Kremlin ha dicho que sus ataques aéreos en territorio sirio, que inciaron el 30 de septiembre, son dirigidos contra grupos extremistas, pero Occidente ha denunciado que bombardea a los rebeldes moderados que luchan contra las fuerzas del Al Assad, aliado de Moscú.

El canciller de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, expresó que el apoyo ruso no podrá salvar al presidente sirio de su derrocamiento.

Señaló que Al Assad buscó el respaldo de Irán, “pero también fracasó”, por lo que será apartado del poder “por la fuerza o por un proceso político”.

Según medios internacionales, Riad planea en marzo llevar a cabo ejercicios militares cerca de la frontera con Siria.

Serán 150 mil soldados entre los que participarían también efectivos de Egipto, Sudán, Jordania, Marruecos, Kuwait, Emiratos Arabes Unidos, Baréin, Qatar y Turquía. Además, se unirán ejércitos de Malasia, Indonesia y Brunei.

El canciller turco, Mevlut Cavusoglu, advirtió que si no hay una estrategia clara para Siria, su país y Arabia Saudita podrían lanzar una operación terrestre”.

En tanto, el senador republicano John McCain censuró el acuerdo en busca de una tregua temporal en Siria por considerar que Rusia realiza una “diplomacia al servicio de la agresión militar”.