Mundo

Obama hace llamado a la generosidad para refugiados sirios

Durante el mensaje por el Día de Acción de Gracias, el presidente pidió recordar que "ningún refugiado puede ingresar a nuestras fronteras hasta que pasen por los más altos controles de seguridad de cualquiera que viaja a Estados Unidos".
Reuters
26 noviembre 2015 11:11 Última actualización 26 noviembre 2015 11:23
Barack Obama

(Reuters)

WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió a los estadounidenses mostrar generosidad a los refugiados sirios en un mensaje por el Día de Acción de Gracias, recordándoles que los peregrinos que llegaron al país en 1620 también escaparon de una persecución.

Los planes de Obama de aceptar el ingreso de 10 mil refugiados de Siria ha generado críticas políticas desde los ataques del grupo Estado Islámico hace dos semanas en París que dejaron 130 muertos. Estados Unidos lidera una coalición internacional que combate al grupo extremista en Siria e Irak.

"Casi cuatro siglos después de que zarpó el Mayflower, el mundo sigue estando lleno de peregrino, hombres y mujeres que no quieren nada más que la oportunidad de un futuro más seguro y mejor para ellos y sus familias", dijo Obama.

Desde los ataques en París, los estadounidenses han identificado el terrorismo como el principal problema de la nación, según sondeos de Reuters-Ipsos.

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley para suspender el plan para los refugiados e intensificar medidas de control antes de que los legisladores se ausentaran por el feriado de Acción de Gracias. Varios candidatos republicanos a las elecciones presidenciales de noviembre del 2016 también han afirmado que los refugiados suponen un riesgo.

Obama ha argumentado que a los refugiados se les realizará un exhaustivo chequeo.

"Las personas deberían recordar que ningún refugiado puede ingresar a nuestras fronteras hasta que pasen por los más altos controles de seguridad de cualquiera que viaja a Estados Unidos", dijo en su discurso de Acción de Gracias.

Obama ha prometido vetar el proyecto de ley sobre los refugiados de la Cámara de Representantes. Pero la Casa Blanca ha sostenido que está dispuesta a trabajar con los legisladores sobre medidas de seguridad más estrictas para los visitantes de 38 países que no necesitan visa para hacer visitas cortas a Estados Unidos.