Mundo

Obama es recibido como estrella de rock en Berlín

El expresidente de Estados Unidos elogió a Angela Merkel, en medio de vítores de la muchedumbre de jóvenes protestantes que habían viajado desde toda Alemania y otras artes del mundo para asistir al evento.
AP
25 mayo 2017 9:29 Última actualización 25 mayo 2017 10:48
Barack Obama y Angela Merkel

Barack Obama y Angela Merkel comparecieron en un escenario ante miles de personas, durante la celebración del quinto centenario de la Reforma Luterana. (AP)

BERLÍN.- Barack Obama fue recibido como una estrella de rock en Berlín, donde participó en un debate con la canciller Angela Merkel, a quien elogió como uno de sus “socios favoritos” durante su etapa como presidente de Estados Unidos.

Fuertes medidas de seguridad rodeaban la icónica Puerta de Brandemburgo de la capital alemana, donde Obama y Merkel comparecieron en un escenario ante miles de personas, durante la celebración del quinto centenario de la Reforma Luterana.

Helicópteros de la policía patrullaban desde el cielo y francotiradores con la cara cubierta observaban la escena desde los techos cercanos.

Al inicio de la discusión, Obama elogió a Merkel, en medio de vítores de la muchedumbre de jóvenes protestantes que había viajado desde toda Alemania y otras artes del mundo para asistir al evento.

"No sólo amo esta ciudad, sino que uno de mis socios favoritos durante mi presidencia está sentada junto a mí”, dijo Obama con una amplia sonrisa. Merkel también sonrió.

"La canciller Merkel ha hecho una excelente labor, no solamente aquí en Alemania, sino en todo el mundo”, dijo.

Tras elogiar a Merkel, Obama defendió su presidencia y los valores de la democracia promovidos por ambos líderes.

Citando el auge del nacionalismo y la xenofobia en algunas partes del mundo, Obama dijo a la audiencia: “tenemos que pelear contra aquellas tendencias que violen los derechos humanos o supriman la democracia o restrinjan las libertades individuales”.

En una referencia velada a su sucesor Donald Trump, Obama habló de la necesidad de considerar la ayuda al desarrollo y la diplomacia como aspectos esenciales de la política de seguridad nacional.

“No podemos aislarnos. No podemos escondernos detrás de un muro”, dijo ante los vítores del público.

El expresidente y la canciller, que creció en Alemania Oriental como hija de un pastor protestante, hablaron de su fe y llamaron a los jóvenes a comprometerse a ayudar a hacer del mundo un lugar mejor, sin perder de vista que los cambios no suceden de un día para otro.

Sobre el ataque terrorista en Manchester apenas hace unos días, Obama dijo que él y Merkel estaban “desconsolados por la pérdida de vidas... y es un recordatorio del gran peligro del terrorismo y de personas que quieren causar gran daño a otros solamente porque son diferentes”.

El acto con Obama fue criticado por algunos políticos de la oposición alemana, que lo calificaron de maniobra publicitaria antes de las elecciones generales de septiembre, donde la canciller aspira a revalidar el poder para un cuarto mandato.