Mundo

Obama endurece plan contra cambio climático

Este lunes, el presidente estadounidense presentará la versión final de su plan contra el cambio climático, que contempla recortes a las emisiones de gases de invernadero mayores a los contemplado en el borrador del proyecto. 
Reuters
02 agosto 2015 15:54 Última actualización 02 agosto 2015 15:54
El plan busca recortar las emisiones de dióxido de carbono del sector eléctrico un 32 por ciento en 2030 respecto a los niveles de 2005. (AP)

El plan busca recortar las emisiones de dióxido de carbono del sector eléctrico un 32 por ciento en 2030 respecto a los niveles de 2005. (AP)

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dará a conocer el lunes la versión final de su plan para hacer frente a los gases de efecto invernadero emitidos por las centrales térmicas de carbón, un proyecto más duro que el presentado originalmente.

El revisado Plan de Energía Limpia buscará recortar las emisiones de dióxido de carbono del sector eléctrico un 32 por ciento en 2030 respecto a los niveles de 2005, un 9 por ciento más que en la propuesta anterior, dijo un alto funcionario de la Casa Blanca bajo condición de anonimato antes del lanzamiento oficial el lunes.

La versión final del plan contra el cambio climático acelerará además la instalación de fuentes de energía renovable en base a proyecciones actualizadas de que la participación de la capacidad instalada de esas energías en 2030 será del 28 por ciento, mayor que el 22 por ciento estimado en el borrador de junio pasado.




Con la regulación se busca marcar el comienzo de una transformación radical del sector eléctrico estadounidense, fomentando una transición hacia más energías renovables y menos electricidad generada por carbón.

"Mi administración dará a conocer la versión final del Plan de Energía Limpia de Estados Unidos, el paso más grande que hemos dado para combatir el cambio climático", dijo Obama en un video publicado por la Casa Blanca el domingo.


El mandatario recordó que hasta la fecha no ha habido limitaciones federales a la contaminación con dióxido de carbono por plantas generadoras de electricidad, la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos.

Como parte del plan, cada estado de la Unión Americana deberá presentar un plan a la Agencia de Protección Ambiental el año próximo, detallando cómo cumplirá con las metas de reducción de emisiones asignadas a cada uno. Cinco gobernadores que se han opuesto a la reglamentación ya han dicho que no la cumplirán.

Además, grupos de la industria carbonífera y algunos diputados de estados que utilizan mucho carbón han dicho que impugnarán la nueva legislación en los tribunales y tratarían de pararla en el Congreso, acusando a la administración de una intervención regulatoria que encarecerá la electricidad.