Mundo

Obama apoya creación de un Estado palestino

12 febrero 2014 4:51 Última actualización 21 marzo 2013 7:13

[Reuters] Dijo que los asentamientos israelíes impiden la paz.


 
Reuters
 
RAMALLAH, Cisjordania .- El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo el jueves 21 de marzo que la construcción de asentamientos judíos en la ocupada Cisjordania no "hacía avanzar la causa de la paz", pero no demandó un congelamiento de esas medidas para permitir la reanudación de las negociaciones.
 
Obama, durante una conferencia de prensa con el presidente palestino Mahmoud Abbas, dijo que seguía comprometido con la creación de un Estado palestino 'independiente, viable y contiguo', pero agregó que lograr ese objetivo no será fácil.
 
"El tema central ahora es cómo conseguimos soberanía para el pueblo palestino y seguridad para el pueblo de Israel", dijo Obama a periodistas después de casi 2 horas de conversaciones con Abbas.
 
"Eso no quiere decir que los asentamientos no son importantes. Eso quiere decir que si resolvemos esos 2 problemas, el tema de los asentamientos se resolverá", agregó.
 
Las conversaciones patrocinadas por Estados Unidos entre Israel y los palestinos se terminaron en el 2010 por el tema de los asentamientos judíos y Abbas repitió el jueves que quería que se detuviera la construcción en un territorio que Israel capturó en la guerra de Oriente Medio de 1967.
 
En su primera visita oficial a Israel y los territorios palestinos, Obama mantuvo largas conversaciones con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el miércoles.
 
"He sido claro con el primer ministro Netanyahu y otros líderes israelíes que (...) no consideramos que la continua actividad en los asentamientos sea constructiva, sea apropiada, sea algo que pueda hacer avanzar la causa de la paz", dijo.
 
Obama no hizo nuevas propuestas sobre cómo reanudar las conversaciones pero dijo que su secretario de Estado, John Kerry, dispondrá de una cantidad significativa de tiempo para tratar de achicar las diferencias entre ambas partes, mientras Washington intenta que vuelvan a negociar.
 
En un discurso en el 2009 en El Cairo, Obama dijo que Estados Unidos no "acepta la legitimidad de los continuos asentamientos israelíes" y presionó abiertamente por un congelamiento de las construcciones en conversaciones con Netanyahu a principios de su primer período de Gobierno.
 
Sin embargo, más recientemente ha evitado cualquier mención directa a los asentamientos y, en cambio, ha instado a ambas partes a abstenerse de tomar medidas 'unilaterales', refiriéndose a la expansión de los asentamientos y a los intentos palestinos de reconocimiento como Estado en la ONU.