Mundo

Obama anuncia que acabó sitio en Sinjar; ataques continuarán

A pesar de que Estados Unidos acabó con el sitio que mantenían extremistas islámicos en la montaña Sinjar, el presidente Barack Obama dijo que los ataques aéreos en Irak continuarán; asimismo anunció que el envío de agua y alimentos en la zona ya no se realizará.
AP
14 agosto 2014 14:16 Última actualización 14 agosto 2014 14:16
Barack Obama

El presidente de los EU, Barack Obama, señaló que los ataques aéreos a Irak continuarán, a pesar de que acabaron con el sitio que mantenían extremistas en la montaña de Sinjar. (Reuters)

WASHINGTON. Estados Unidos acabó con el sitio que mantenían los extremistas islámicos en la montaña de Sinjar, pero los ataques aéreos continuarán en Irak, dijo el presidente Barack Obama.

En un mensaje desde la isla Martha's Vineyard, el mandatario indicó que las operaciones estadounidenses ayudaron a miles de civiles a bajar y huir de la montaña y agregó que posiblemente ya no sean necesarios más envíos aéreos de agua y alimentos.

El avance del Estado Islámico en Irak ha hecho que miles de personas huyan de sus hogares.

El Pentágono considera prácticamente innecesario seguir enviando agua y alimentos a los iraquíes en el monte Sinjar porque la mayoría de los varados allí se han ido y los que quedan no tienen tanta necesidad, señaló un vocero de la secretaría de defensa.

El contralmirante John Kirby, secretario de prensa del Pentágono, dijo que según las autoridades hay unas 4 mil personas en Sinjar, de los cuales entre mil 500 y 2 mil son residentes del lugar y no piensan abandonarlo.

"Con base en nuestra evaluación de las condiciones en la montaña, nos parece muy poco probable que sea necesario seguir enviando agua y alimentos", dijo Kirby. El último envío fue lanzado en paracaídas este miércoles.

Un equipo evaluador estadounidense que estuvo en la montaña , comentó que la cantidad de gente era mucho menor y las circunstancias menos acuciantes de lo que se temía. Dos funcionarios dijeron que había unas 4 mil 500 personas en la montaña, la mitad de los cuales eran pastores.

Eso reduce la probabilidad de que las fuerzas estadounidenses tengan que realizar un gran operativo de rescate, pero no altera el panorama en Irak, país en crisis con un gobierno acosado por los problemas y una agresiva insurgencia suní.

El gobierno del presidente Barack Obama ha lanzado alimentos sobre la montaña y estudiaba un rescate de civiles que se refugiaron ahí para escapar del grupo miliciano Estado Islámico. Pero no estaba claro cuántos serían los evacuados. Algunos sostenían que había decenas de miles de refugiados.

Tras recibir el informe del equipo que fue al monte Sinjar, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo que "era mucho menos probable" que se necesitara una misión de rescate.

Tras declarar que el informe era una buena noticia, dijo que la operación estadounidense en Irak "no ha terminado, no está completa".