Mundo

Nueva Zelandia, en alerta tras primer infectado por H7N9 en Taiwán

12 febrero 2014 5:28 Última actualización 25 abril 2013 7:48

 [Bloomberg]  Se trata de una cepa nueva y la vacuna que se ofrece contra la influenza estacional no protege.


 
 
Notimex

Londres.- Las autoridades sanitarias y científicas de Nueva Zelandia se pusieron en alerta por la posibilidad de que el virus de la gripe aviar H7N9 que afecta en particular a China, llegue al archipiélago, señaló la prensa de ese país.

La alerta comenzó tras conocerse que un hombre de negocios de 53 años de edad originario de Taiwán se infectó cuando visitó China a principios de este mes, el primer caso fuera de las fronteras de esa nación, indicó The New Zealand Herald.

Hay muchas preguntas aún por responder, y lo más importante al tratar con ese virus es que se debe de esperar lo inesperado, dijo el virólogo Lance Jennings del Grupo Nacional de Especialistas en Influenza.

Destacó que se trata de una cepa nueva, por lo que la vacuna que se ofrece contra la influenza estacional no protege y la población carece de inmunidad.

También anotó que mientras el H5N1 generaba amplios brotes en las poblaciones de aves, el nuevo virus no sigue ese patrón, por lo que es difícil detectarlo, y sólo cuando cruzó la barrera entre especies y llegó a los humanos fue encontrado.

Otra característica es que el H7N1 afecta a gente de la tercera edad, mientras el anterior, que generó una pandemia en 2009, se centraba en los adultos jóvenes.

Jennings añadió que el plan neozelandés contra pandemias está probado con suficiencia, y los centros distritales de salud así como laboratorios ya tienen la información necesaria para detectar a personas infectadas con ese virus.

En China 108 personas han sido contagiadas con el H7N9, el cual ha generado 22 muertos hasta ahora.

En tanto, este jueves el Centro de Control de Enfermedades taiwanés informó que el hombre de negocios infectado durante su estancia en China se encuentra en condición seria pero estable, y sigue su tratamiento en una unidad especial de cuarentena.

Chou Jih-haw, subdirector del Centro, agregó que el paciente, portador del virus de la hepatitis B e hipertenso, asegura no haber entrado en contacto con aves en China, y entre las primeras prescripciones médicas que siguió fue la de ingerir Tamiflú, pese a lo cual empeoró.

El Centro de Comando de Epidemias taiwanés indicó por su parte que encontró que 139 personas han estado en contacto con el paciente.

Chou agregó que los  3 miembros del equipo hospitalario donde se atiende este paciente, no desarrollaron el contagio a pesar de que habían reportado molestias respiratorias.