Mundo

Nueva ley antiprotestas reanima enfrentamientos en Ucrania

01 febrero 2014 2:24 Última actualización 20 enero 2014 18:47

  [Los manifestantes incendiaron carros y se enfrentaron con la policía de ese país./Reuters] 


 
Agencias
 
La violencia estalló hoy en varias calles de la capital ucraniana, Kiev, tras más de 24 horas de protestas y enfrentamientos entre la policía antidisturbios y manifestantes, que rechazan la nueva ley antiprotestas.
Los inconformes, que exigen la renuncia del presidente Viktor Yanukovich, levantaron barricadas en las calles aledañas a los principales edificios del gobierno para detener a las fuerzas del orden público que desde la tarde del domingo tratan de contenerlos.
Algunas personas prendieron fuego a varios vehículos estacionados para detener el paso de los uniformados, que disparan balas de goma y lanzan bombas de humo y gas lacrimógeno contra la turba, que se defiende con piedras, bombas molotov, bengalas y otros proyectiles.
La agencia oficial de noticias de Ucrania UNIAN informó que hasta la tarde de este lunes más de 200 personas resultaron heridas, entre ellos 60 policías y tres periodistas, mientras que 26 manifestantes fueron detenidos por atentar contra la seguridad y el orden en Kiev.
Al respecto Yanukovich, que afronta los peores hechos de violencia ocurridos en décadas en la capital del país, apeló el lunes al compromiso y el diálogo.
El presidente llamó al "diálogo y compromiso" para poner fin al conflicto. Pero no hizo mención sobre posibles concesiones, ni tampoco se refirió a las negociaciones de paz con la oposición que iban a llevarse a cabo el lunes.
"Les pido que no se unan a aquellos que buscan la violencia, que están tratando de crear una división entre el Estado y la sociedad y que quieren poner al pueblo ucraniano en un abismo de desorden masivo", dijo Yanukovich en un pedido realizado a través de su página web.
Yanukovich está luchando para reafirmar su autoridad después de que decenas de personas resultaran heridas el domingo en Kiev en enfrentamientos entre manifestantes y la policía, hechos que podrían perjudicar seriamente sus posibilidades de reelección el año que viene.
La violencia derivó de una manifestación realizada el domingo a la que asistieron más de 100 mil personas y desafiaron una prohibición judicial.
 
Con información de Notimex y Reuters