Norcorea se queda hasta con 70% del sueldo de sus trabajadores en China
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Norcorea se queda hasta con 70% del sueldo de sus trabajadores en China

COMPARTIR

···
Mundo

Norcorea se queda hasta con 70% del sueldo de sus trabajadores en China

Corea del Norte manda a miles de sus trabajadores a fábricas de distintos países. En China, por ejemplo, los obreros norcoreanos cobran sólo una parte de su salario y hasta el 70 por ciento se lo queda el régimen de Kim Jong-un.

AP
04/10/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Corea del Norte tiene prohibido exportar casi todo, pero el país envía decenas de miles de trabajadores a distintos puntos del planeta, que le generan entre 200 y 500 millones de dólares anuales, de acuerdo con una investigación de The Associated Press (AP), 

Esas cifras podrían costear buena parte del programa norcoreano de armas nucleares, que según Corea del Sur cuesta más de mil millones de dólares.

Algunos de los productos en los que trabajan los norcoreanos van a parar a Estados Unidos, Canadá, Alemania y otras naciones de la Unión Europea, según la investigación de AP

En las fábricas chinas, los obreros norcoreanos no pueden salir de sus complejos sin aviso. Se trasladan en parejas o en grupos de las viviendas a las fábricas, acompañados por guardias norcoreanos. Además, cobran solo una parte de su salario. El resto, a veces el 70 por ciento, se lo lleva el gobierno de Kim Jong-un.

Unos 3 mil norcoreanos trabajarían en Hunchun
, centro industrial chino cerca de la frontera con Corea del Norte y Rusia.

Por otro lado, 
se calcula que unos 100 mil norcoreanos trabajan en la construcción en estados del Golfo Pérsico, en astilleros de Polonia, en bosques de Rusia y en botes pesqueros de Uruguay.

En algunas fábricas, los norcoreanos deben escuchar lemas políticos de su país emitidos por altoparlantes. 
Cuando un periodista de AP se acercó a un grupo de trabajadores norcoreanas en China, una de ellas confirmó que era de Pyongyang, la capital norcoreana. Su supervisor le advirtió que no hablase con el periodista.

No se sabe cuáles son las condiciones en cada fábrica, pero periodistas de AP vieron a obreros norcoreanos que vivían y trabajaban en el mismo sitio.

Varias plantas donde trabajarían norcoreanos contactadas por la AP se negaron a hablar del tema.

John Connelly, presidente del Instituto Nacional de Mercados de Pescados de Estados Unidos, exhortó a sus 300 afiliados a que “se aseguren de que los sueldos van a los trabajadores y no son desviados para apoyar a un peligroso dictador”.

AP comprobó que, además de pescado, los norcoreanos trabajan en plantes de pisos de madera y de prendas de vestir en China. La agencia no investigó el destino de esos productos.

“Esto es un complot del estado para exportar obreros que son explotados”, afirmó Luis CdeBaca, exembajador de Estados Unidos para asuntos de tráfico humano. “Apoya un régimen represivo”.

Las empresas occidentales involucradas en este negocio que respondieron a AP dijeron que el trabajo forzado y el posible apoyo a Corea del Norte eran inaceptables. Indicaron que investigarían y algunas dijeron que ya habían cortado sus vínculos con los abastecedores.

,,
: