Mundo

Nominado a Secretaría del Trabajo de EU admite que empleó a ilegal

Andrew Pudzer aseguró que tomó medidas apenas supo que su empleada doméstica, que él y su esposa habían empleado por algunos años, no tenía un permiso legal de trabajo en Estados Unidos.
Agencias
07 febrero 2017 7:41 Última actualización 07 febrero 2017 12:28
Andrew Puzder. (Bloomberg)

Andrew Puzder. (Bloomberg)

WASHINGTON.- El nominado por Donald Trump a ser el próximo secretario del Trabajo, Andrew Puzder, reconoció este martes que una vez tuvo una empleada doméstica que no tenía autorización para trabajar en Estados Unidos, un agudo contraste con la retórica del presidente estadounidense de que los empleos del país deben quedar en manos de sus ciudadanos.

Andrew Pudzer dijo que durante los años en que él y su esposa tuvieron a esa empleada doméstica no estaban al tanto de que ella no tenía los documentos necesarios para trabajar en Estados Unidos.

"Cuando nos enteramos de su estatus, inmediatamente la cesamos y le ofrecimos asistencia para obtener estatus legal", dijo Puzder en un comunicado. "Hemos pagado todos los impuestos correspondientes al IRS y al estado de California".

Puzder, ejecutivo de una compañía de comida rápida, seguirá en campaña para ser secretario del Trabajo y está en proceso de deshacerse de las participaciones financieras que puedan entrar en conflicto con sus tareas, dijo su portavoz, George Thompson.

La revelación podría complicar aun más el proceso de confirmación que ya ha sido un tanto accidentado. Puzder ha reconocido que ordenó dejar al departamento de asistencia técnica de CKE Restaurants. en manos de empleados extranjeros, una práctica que Trump con frecuencia fustiga como antipatriota.

Las audiencias de confirmación han sido postergadas por lo menos tres veces y no se ha fijado una nueva fecha.

Sin embargo el titular del comité que organiza esas audiencias dijo que el tema de la empleada doméstica por sí solo no debe ser un obstáculo.

"Debido a que el señor Puzder reconoció su error y lo corrigió por su propia cuenta, no creo que esto lo descalifique de ser miembro del gabinete", opinó el senador Lamar Alexander de Tennessee, titular de la Comisión de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado.

Los demócratas y sus partidarios han criticado duramente a Puzder, difundiendo historias de hechos inapropiados en sus restaurantes y denunciando que difícilmente puede abogar por el trabajador norteamericano cuando se opone al aumento del salario mínimo y a otras reformas laborales.

"Lo que hemos escuchado es relato tras relato de cómo ha explotado a los trabajadores, dejándolos sin sueldo, sin estabilidad financiera, sin recursos para jubilarse", dijo la senadora Patty Murray de Washington, la demócrata de más alto rango en la comisión.

"Si el señor Puzder llega a comparecer ante nuestra comisión, tendrá mucho que explicar".

Varios reportes de medios citaron una declaración de Pudzer en la que aseguró que tomó medidas cuando supo que su empleada doméstica no tenía un permiso legal de trabajo en Estados Unidos.

"Dejamos de emplearla inmediatamente y le ofrecimos ayuda para conseguir estatus legal", dijo Pudzer en la declaración, que fue citada por el Huffington Post, el New York Times y otros medios.

Con información de Reuters y AP